jueves, marzo 06, 2008

Incumplir la ley y traicionar a la nación, ni es progreso ni modernidad. Es delito.


Una de sus múltiples caras

Zapatero puede ganar las votaciones a costa del voto cautivo. Ese que solo si gana Z podrá mantener los abundantes y generosos privilegios regalados por él, a costa de todos. Ya lo conoce todo el mundo y él sabe que ya no puede vender su 'talante'. Todos sabemos que bajo su piel de cordero, se esconde un villano, mentiroso, malicioso, intrigante y traicionero. Que a día de hoy Z tendría que explicar muchísimas irregularidades ante un tribunal de justicia. Todos sabemos que no podría explicarlas todas y que esto le debería llevar al agujero por mucho tiempo. Pero por el pan baila el can. A pesar de todo lo votarán.

Por otro lado Rajoy no ha podido ofertar un buen programa, incluyendo una mejoría democrática en la gestión pública, en un intento de mantener su electorado fiel y captar parte del descontento socialista. Mejorar la calidad democrática supone el necesario desmantelamiento claro y contundente del tinglado socialista, que provocaría el pánico llevando nuevamente, al agrupamiento corporativo, de beneficiarios -conformado por izquierdas, nacionalistas, regionalistas, proterroristas, independentistas y colectivos con suficiente volumen de votos como para que Z les regale canonjías, para el expolio general, o una ley para tener derechos que no le corresponden o derechos negados a otros- con el que Z inició su política de aislamiento del PP, al que convirtió en el botín político de todos estos colectivos apiñados en el objetivo común de su despedazamiento brutal e injustificado, como única oposición, junto a sus leales y víctimas de todos ellos, con un estilo de claro corte hampón y mafioso, acordado y sellado con el pacto del Tinell. Por lo que Rajoy no ha tenido más remedio que lidiar en los escasos resquicios por los que ha podido introducir algo de intereses comunes, dejando su impronta de sensatez, ganas, lealtad y al menos en apariencia, honestidad, de la que se espera algo más de lo que propone, de llegar a ganar la votación, como por ejemplo constituir elecciones y porcentajes, para una o dos vueltas, en lugar de votaciones.


Su imagen como su vida, es puro truco y fantasía, que no dajará más huella que la del daño producido.

Particularmente estoy convencido de la condición de falso, renegado y rencoroso de Z. Altamente dañino y corrosivo amigo del chanchullo y la triquiñuela, en detrimento de la transparencia y la legalidad democrática. Si gana las votaciones sé que no será de forma limpia, sino el resultado de su degrante forma de gobierno durante toda la legislatura, y con una descarada rentabilización de su ilegal mercado de compraventa de votos. Para mi será un capo mafioso mangoneando desde el estado de mi nación -justificando sus desmanes y fechorías como progreso y modernidad- con el que colaboro en su mantenimiento para que me garantice que nunca será ocupado por individuos de tan baja ralea, como él. Para que me garantice que en mi nación jamás habrá un solo conciudadano con más derechos legales que otro, ni con posibilidad de desamparo, indefensión o de ser objeto de discriminación o sectarismo excluyente. Que fortalezcca el estado y se deshaga del lastre corrupto y de vividores. Que actúe, sienta y trabaje en línea totalmente opuesta a Z.

No tengo ninguna duda de que una parte muy importante de votos que obtendrá Z serán fruto del esquilmo y la trampa habitual en el ventajista trilero, a expensas de los derechos fundamentales y democráticos de una parte importante del conjunto ciudadano del que formo parte. Como demócrata entiendo como ilegal, ilegítimo e intolerable que un individuo que utiliza el estado de todos de forma criminal en la desfachatez, mofa y regodeo, y en el habitual incumplimiento claro y descarado de la legalidad constitucional, en beneficio de unos colectivos antiespañoles, nazis y proterroristas, continue ninguneando a la nación, y ocupando, malversando y profanando al estado y delinquiendo a cuenta de él.


Hay que recurrir a la fantasía para conocer su realidad

Me negaré a reconocer a este indeseable como Presidente del Gobierno de España. Exijo para el Gobierno de mi Nación a un señor, decente y honrado, dispuesto a trabajar para todos, en el rigor de la legalidad democrática y para la justicia, sin excepciones ni favoritismos pandilleros. Invito a todos los españoles que demuestren su deseo de convivencia democrática y su honradez, rechazando como presidente de nuestro Gobierno para nuestra Nación a un individuo indigno, inmoral y despreciable, dispuesto a vender a la nación y a delinquir, por un vulgar puñado de votos.

4 comentarios:

A./ dijo...

Gracias por el blog, Clandestino.

Dhavar dijo...

A Zapatero sus votantes le cantan aquello de "miénteme, miénteme mucho".

Ahora te toca a tí:

http://dhavar.blogspot.com/2008/03/
este-meme-s-que-mola.html

Clandestino dijo...

A./

Gracias a tí por tu visita.


Dhavar:

...como si fuera el día 9 la última veeeezzZ...

El Cerrajero dijo...

El PSOE no puede ganar porque no existe, se lo ha cargado ZP y ha hecho una Zecta con los restos.

Pero esa Zecta es la que los españoles vamos a mandar al infierno el 9-M.

Viva España, Viva la Libertad.