domingo, diciembre 27, 2009

NAVIDADES LAICAS. NAVIDADES CRISTIANAS

No es una contradicción. El estado debe ser laico. El cristianismo es laico. El estado debe facilitar su práctica y actividades propias, tanto en público como en privado, pero el cristianismo nunca debe ser un poder del estado, aunque sus valores sí deben inspirar a sus gestores. El concepto laico no es político, sino cristiano, acuñado por el propio Jesús. Fue Él quien separó a su Iglesia del estado. Recuerden: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Pero en nombre del laicismo cristiano, interpretado bajo la habitual torpeza e ignorancia de los enemigos de sus valores y virtudes, nuestras celebraciones cristianas en general y esta navideña en particular, son obstruidas o ignoradas por el estado, pasando de ser un acto feliz de regocijo y confirmación cristiana, a un gélido observatorio donde premeditadamente se omite o impide, todo atisbo que lo exalte, inspire o recuerde, paralelamente a dar facilidades al fanatismo criminal musulmán, de claro corte medieval, cruel y retorcido hasta morir y sobre todo matar, donde ni cabe ni se admite, el más mínimo signo de verdad, justicia, derecho o libertad que Cristo nos enseñó. Un Islam represivo que no envidia en nada al fascismo de Stalin o de Hitler, escuelas de personajillos como castro o zp, y que como hiciera Hitler, este a toda costa pretende colarlo como una religión, con el fin de ganar efectos de su cuerda ideológica, a la vez de generalizar dando un toque fanático y sanguinario con las que contaminar todas las prácticas religiosas en general. “Todas las religiones son fanáticas”, suelen decir sus voceros fanáticos, olvidando o ignorando que gracias a Cristo, no son degollados o desmembrados sobre cadalsos de las plazas públicas, solo por decir eso.

Nadie arranca un manzano porque descubra un par de manzanas agusanadas en alguna de sus ramas. Al estado criminal de zp, le importa un bledo las posibles implicaciones delictivas de algunos de los elementos de la Iglesia. Todos hemos podido observar como se deja querer por terroristas, corruptos, nazis, renegados, vividores, inútiles y todo desecho humano del ámbito público y asociado, entre algunos de la propia Iglesia, donde se promociona y obtiene sus principales bancos de votos. Las arremetidas contra la Iglesia, no van contra la Iglesia y mucho menos contra sus errores o carencias, de las que pasa olímpicamente, sino contra el cristianismo que esta representa y apodera. En su absoluto odio contra los valores del cristianismo, incurren permanentemente en las flagrantes violaciones al derecho constitucional, incluidos los tres apartados del art. 16, y al derecho fundamental incluido el art. 18, de La Declaración Universal de DD.HH de las NN.UU, ratificada por España.

Saben que la inculcación del estado de derecho, de la justicia, de las libertades y de la igualdad ante la ley, que arma y eleva a la Civilización Occidental, articulando las Constituciones democráticas del mundo, tienen su origen en las doctrinas de Cristo. Saben que el cristianismo ha evolucionado a sus seguidores, mientras sus detractores se han hundido en el estancamiento primitivo cavernario como los prehistóricos del proletariado y los del Islam, hermanados en el odio sanguinario del totalitarismo involucionista, aspirante a eterno dueño de las haciendas y de las vidas ajenas. Saben que destruyendo el cristianismo, volverán abonar el terreno para erigirse en señores de la vida mediante el uso de la muerte, extendiendo su mal sobre la faz de la tierra.

Así son numerosos los delitos contra la legalidad constitucional, el estado de derecho y la nación, con los que la organización corrupta, primitiva y totalitaria de zp, entre una multitud que empieza a poblar el planeta, son violados numerosos derechos y acomete la persecución o exclusión, mediante políticas nazis selectivas, entre las que cabe resaltar el acoso y odio cerval contra la Iglesia Católica, con la única justificación de la laicidad del estado. Justificación solo sostenible por la ignorancia, algo que de todos es sabido, en zp brilla por su abundancia. Pero la ignorancia de zp, además de ser un grave mal en sí misma, es un instrumento muy peligroso cuando se ejerce con poderes de estado. El continuo destrozo y violación de derechos, recursos y bienes patrimoniales, culturales, sociales, democráticos, jurídicos y políticos, son constantemente parcheados con leyes necesariamente criminales, que forzosamente aniquilan la justicia. Ahí estamos. Sometidos a un estado criminal, despojado de toda independencia y posible forma de instrumentación de la justicia, y por ende de toda garantía al derecho.

La clara persecución a la Iglesia, es evidente que nada tiene que ver con su condición institucional y ni siquiera religiosa, sino pastoral como responsable primera de la difusión y promulgación de las doctrinas cristianas que inculcan la verdad para la libertad, la justicia, el espíritu solidario y multitud de valores éticos y morales basados en las virtudes y la responsabilidad, terriblemente temida por los hedonistas nihilistas vividores del relativismo fascista. Esta casta de saqueadores legales, saben perfectamente que el cristianismo además de una teología dogmática es perfectamente aplicable social y políticamente como teología moral, asumible como filosofía social y política, para la paz y la convivencia, incluso por ateos y agnósticos. Saben que esta teología tanto en su componente dogmática como moral, los excluye de la evolución de la vida culta y cívica, donde cada cual es responsable de sus actos ante sus conciudadanos y de su autosuficiencia ante sí mismo.



Clandestino

miércoles, diciembre 23, 2009

FELIZ NAVIDAD

























"SOLO LA VERDAD OS HARÁ LIBRES"

"EL QUE CREE EN MI, SE SALVARÁ"








Clandestino

domingo, diciembre 13, 2009

Del estado totalitario del Dictador Franco, al uso y abuso criminal del estado democrático de zp.

No hay ninguna duda de las carencias democráticas del estado español, durante los gobiernos del General Franco, como no la hay de la absoluta carencia de la gestión del estado democrático español, desde que tras la muerte del dictador, se aprobara nuestra Constitución, en referéndum popular. La clamorosa desfachatez criminal de zp, desde que ocupara el Gobierno de España, mediante elecciones generales, tras los dramáticos y ‘misteriosos’ acontecimientos del 11 M de 2004, rebasa con mucho la suma de todo lo peor que para el conjunto de los españoles, pudiera haber venido de la mano del dictador, durante sus cuarenta años de dictadura. Nunca jamás nadie podía imaginar que un partido político pudiera organizar e integrar una banda terrorista en el estado, o que alguien con tanto odio, tan inútil y estúpido o subnormal, pudiera entronarse en el Gobierno de España, haciendo un uso criminal y arbitrario del estado y de la ley, con los que se violan derechos fundamentales y constitucionales, privilegiando, discriminando o excluyendo, con el único fin de perpetuarse en él.

Así pasamos de un estado totalitario -cuya gestión a manos del dictador, salvo algún matiz, siempre fue ininterrumpida y absolutamente orientada al interés general de la nación- a un estado democrático cuya gestión empieza a asentarse tímidamente en manos de la corrupción, y acaba de lleno en manos de mafias y bandas, que abarcan todo el espectro delictivo y antisocial, arracimados al chollo facilón del que se decanta como el individuo más nefasto e inútil político de nuestra historia alias zp, que se deja querer por todo vividor, nazi y terrorista, a los que entrega el presente y el futuro de la nación, y que como casta y baja ralea de la peor calaña, fueran acertada, feliz y duramente perseguidas y totalmente erradicadas de cualquier escenario civil y político, durante la dictadura.

España fue regida por una dictadura y sucedida por una concentración de maleantes e inútiles vividores, sin llegar a conocer ni mucho menos disfrutar de una gestión democrática que tan alto precio nos cuesta, además de perder los privilegios que nos permitía una economía franquista sosteniendo una amplia clase media con un poder adquisitivo nunca más soñado, en una España de tan escasos recursos y arrastrando catorce largos años de embargo internacional. Todo gracias a una sólida estabilidad social, política y económica, unidas a un estado austero, pero sobre todo y principalmente a la lejanía entre el cajón del erario de todos y las zarpas de los que hoy se decantan como vividores del saqueo, del crimen de estado, de la mentira y del enfrentamiento nacional, como su única forma posible de vida.

Podemos afirmar sin miedo a errar, que si bien la dictadura gestionó con bastante éxito la economía, infraestructuras, seguridad, derechos y libertades civiles en general, imponiendo respeto nacional e internacional sobre la nación española, fue un lastre para la evolución cultural, social y política, bastante lastrado por una Iglesia penosamente arcaica, engastada como un poder de estado, lo que exigía la necesidad de regirse mediante un estado democrático y aconfesional,(Que no anticristiano) pero en conjunto fue menos perniciosa para la nación, que la subsiguiente impunidad en la continuada gestión criminal de dicho estado democrático, que si bien como tal está constituido, no ha sido ocupado por un solo demócrata, desde su instauración hasta hoy, siendo regido de forma criminal desde la muerte de Franco, y cuyo derrumbe definitivo nos llega de la mano de zp y sus secuaces, con la total entrega de los poderes del estado de la nación, a manos de los más férreos enemigos de la nación, de cualquier forma de justicia, derechos, aptitud política, valores éticos y morales, o decencia, siendo estos el blanco del resentimiento y el bandolerismo oficial y sus múltiples organizaciones bastardas, aliadas o asociadas.

El desastre de muertes y caos en el que la izquierda republicana sumieron a España, hizo inevitable la intervención militar, como mal menor, la cual tras su victoria, se apoltronó sobre una dictadura tan larga como su vida. Cuando esta acabó, nos vino algo que lejos de mejorarlo, lo empeoró en muchas veces, asesorados por una corrupción campante en la UE, en todas sus formas y canteras, bajo una piel democrática, tan falsa como apestosa. Aquella nación española, seguramente ansiaba vivir en la autosuficiencia y la libertad que todo pueblo desea. La nación española de hoy desea con fuerza disfrutar del estado de derecho soportado y vigilado por la democracia que paga y que debe garantizarle las FF.AA y su Jefe Supremo (Art. 8 C.E. 78). Inexplicablemente los criminales, los ladrones, los corruptos y los omisos, siempre terminan llevándonos a la desesperación del desencanto, la estafa y la impotencia de verse presa del crimen de su estado de su propiedad, perpetrado por su personal de servicio y amparados en su seguridad y en su impunidad, por el mismo aparato judicial y por las FSE que pagamos para que nos libren de chusmas como ellos.

Nuevamente la historia se repite. Tras la fiesta democrática del referéndum constitucional del 78, la frustración de la estafa y el tocomocho del fraude criminal de una casta de vividores sin principios ni escrúpulos. Ahora ni siquiera tenemos la esperanza de un ‘Franco’, para que cumpla con su deber de articularse contra el crimen apoltronado en el estado... aunque se perpetúe como dictador contra ladrones, nazis y mafiosos, como hizo Franco. Incluso a riesgo de que la "muy democrática" UE o los EE.UU entre todo órgano "democrático" internacional, lo tache de golpe como a la magistral lección democrática con la que el Estado de Honduras les ha restregado los hocicos a tanto "demócrata" mundial.

Clandestino

miércoles, noviembre 18, 2009

EL TRÁGICO DESAMPARO DEMOCRÁTICO DANDO IMPUNIDAD AL CRIMEN DE ESTADO




Hablan y hablan de democracia y del ‘imperio de la ley’, pero violan impunemente el estado de derecho. ¿Qué clase de democracia y de ley, lejos de defender o garantizar el derecho, lo violan?

La democracia es un control dentro de un sistema de libertades, que protege al estado de derecho. La democracia es un elemento puramente de control. Vigila que se den las garantías del estado de derecho. Democracia no es un régimen ni una forma política de gobierno, sino el mecanismo de seguridad que garantiza a la nación una forma determinada de regirse, en libertad, derecho y justicia como nutrientes fundamentales de su estado de derecho.

Pero realmente los mecanismos democráticos establecidos en la Constitución, basados en la división de poderes y responsables institucionales, NO SE ARTICULAN, indolentes y contemplativas ante las constantes y despiadadas violaciones al derecho, un descarado uso espurio del estado y de la ley, que lleva a la quiebra automática del estado de derecho.

Así se invierten las funciones de manera que es la nación la que sirve al estado y este a la oligarquía endogámica que lo posee y que se sirve de él solo para así misma. En este punto se usa la ley para violar el derecho desinstrumentando a la justicia y convirtiéndola en útil de represión. Cuando la ley viola el derecho, impidiendo la justicia, es porque previamente la democracia como su gran valedora, ha sido reducida a un vulgar decorado de cartón, inútil y vacío de cualquier contenido válido para lo que fue articulado. Decorado rigurosamente cuidado y mantenido a bombo y platillo en claras maniobras de distracción, para encubrir la gusanera que se cocina en sus vacías e insensibles entrañas.


Resulta dramático y patético, ver a agentes de las FSE recibiendo órdenes para colaborar con asesinos terroristas, mientras nuestro supuesto gobierno se arrastraba suplicante mientras era insultado y despreciado. Al cuerpo diplomático encamado con estados dictadores y asesinos, o negociando y financiando a piratas internacionales. O a jueces obligados a impartir justicia para garantizar el derecho, aplicando leyes contra esos derechos. O lo que es lo mismo obligados a prevaricar aplicando leyes contra la justicia para impartir justicia sabiendo lo que son, sometiendo su independencia bajo el CGPJ, como Órgano político de Gobierno. Ese mismo que ‘asesinó’ a Montesquieu, por orden de Alfonso Guerra, sin que nadie se articulara contra la desaparición del único vestigio de esperanza democrática para estrenar estado de derecho en nuestra historia, rigiéndonos en su lugar, desde el tremendo vacío que provocó la destrucción brutal de todas y cada una de las numerosas garantías al derecho y a las libertades civiles, que nos legara la dictadura de Franco. Hueco que se ocupó con la chapuza, el resentimiento, la prepotencia y el crimen de estado, hasta nuestros días.


Esta involución social neofeudal es consecuencia de la evolución inmoral del relativismo, que no afecta solamente a España, sino a casi todas las naciones del mundo, cuyos estados han sido invadidos por un nacionalsocialismo solapado inmoral y sin escrúpulos, que tras desarticularlas y etiquetarlas para su clasificación y calificación por categorías, ideologías, creencias, corruptos y afectos de diferentes precios y pelajes, asegurar así su descohesión, quedando expuestas, vulnerables y despojadas de todas sus garantías y amparo, sin posibilidad de interacción ni representación política, obligadas a mantener a las castas mafiosas en el lujo de la abundancia desmedida, por imposición del ‘imperio de SU ley’, asegurándose de que no haya ni un solo responsable suficientemente limpio como para lanzar la primera piedra, asegurando así el escudo a su impunidad. Nadie moverá un solo mecanismo democrático, sin morir en el intento. Nadie permitirá que otros lo hagan. El estado de Honduras ha autoarticulado sus mecanismos democráticos de forma legítima, legal e impecable, en riguroso procedimiento jurídico y constitucional, encontrándose con la reacción contradictoria, de todas las “democracias”, del mundo que juntas y por separado, se lanzaron a su yugular como alimañas sedientas de su sangre, calificando su magistral lección democrática, como golpe de estado.

Antiguamente los estados solían perseguir el crimen, protegiendo a los ciudadanos de sus tarascadas. Ahora los estados se han cubanizado cobijando castas de poder y lucro, abandonando a los ciudadanos a su suerte como ghetos gigantescos, a merced tanto del crimen callejero como del de estado, quedando totalmente a su merced, al estar tan divididos, enfrentados y acosados, que no pueden articularse para ejercer el derecho a legítima defensa, ni como naciones ni como federaciones internacionales, por tener ese mismo crimen organizado, el control de todos los órganos internacionales, como hemos podido observar recientemente con el ya mencionado, caso de Honduras.

La red como última esperanza para la coordinación mundial de una hipotética defensa global de la multitud de ciudadanías libres en avanzado proceso de acoso y sometimiento, poco a poco y tras caer la privacidad de las comunicaciones y desplazamientos, está cayendo en sus manos ejerciendo su total control, mediante la estimable colaboración del mimado, generosamente untado y autodenominado, mundo “cultural”. El socialismo de Hitler vive. Vuelven los amos. Volveremos a ser esclavos.

El estado español, propiedad de la banda psoeZP, para saber todo lo que escribo, lo que hablo, a quien se lo escribo, cuando y donde, y con quienes hablo y donde estamos cada uno, así como lo que compro o lo que vendo, o los lugares que visito o frecuento, solo necesita querer hacerlo. Me temo que esa misma tecnología para esa misma actividad criminal, puede estar en manos de todos los estados del mundo.



El periodista brasileño, Luis Carlos Prates, parece que tampoco tiene muy buena opinión del gobierno socialista, de su país.





Clandestino

martes, noviembre 10, 2009

TUS DERECHOS RESIDEN EN LOS DE YOANI



Dejen de violar mis derechos.

Respeten a Yoani



Clandestino

viernes, septiembre 04, 2009

TOCOMOCHOS DE ESTADO.


Es difícil saber exactamente los miles o millones de siglos que lleva el ser humano poblando la tierra, pero sean los que sean, y tras una evolución indeterminada por ser solo su propia historia el único referente, lo cierto es que su principal sueño aún no solo no lo ha conseguido, sino que su propia evolución y progreso, contradictoriamente cada vez lo aleja más de su gran objetivo de libertad, hasta poder afirmar que los avances y tecnologías obtenidas de esa evolución, son utilizadas contra la libertad y contra la paz, por serlo contra la justicia y por ende, contra el derecho. No puede existir paz ni libertad sin derechos ni justicia.

Es angustiosa la asfixia devenida de la impunidad criminal con la que se oprimen las libertades y se expolian derechos y patrimonios a innumerables naciones, desde la gran mayoría de estados ‘demócratas’ que pagan entre todas las víctimas del mundo. Estados ‘democráticos’ ocupados por mafias políticas organizadas para el crimen, sin contar con un solo demócrata entre sus filas. El hampa mundial se ha consolidado en el dominio sobre numerosas naciones, accediendo a ellas mediante las numerosas facilidades de sus estados institucionalmente democráticos para alzar con el poder soberano, a cualquier pandilla de forajidos, que una vez en ellos destruyen total e impunemente sin la más mínima oposición, todas las garantías, leyes y mecanismos que deberían articular la democracia que debería dar amparo al estado de derecho, que una vez anulado, es utilizado para un uso delictivo hacia intereses bastante ajenos o contrarios, a los que pagan y demandan las naciones ocupadas, convirtiendo la oferta democrática y sus siempre bien vendido ‘estado social’, en un vulgar, continuado y bunkerizado tocomocho.

Parece que para el hampa, no es difícil predisponer a una ciudadanía contra cualquier gobierno cuyos errores o ineptitud, más que numerosos o gravosos, son muy bien manipulados para que trasciendan al conocimiento público, convirtiéndolos en circo mediático, de forma meditadamente machacona y continuada, hasta construir castillos de un solo grano de arena. Serán los actores de estos circos mediáticos, los que tras sumarles sus milagrosos elixires contra todos los males, comprendiendo desde la venta de euros a céntimos, garantizar derechos sin límites y quedando exentos de toda responsabilidad, o relativizando todo delito e inmoralidad, recaban largamente votos y apoyos parlamentarios para convertir al estado en un cubil de forajidos, accediendo al control total del poder de la nación, con el que legitiman sus actividades delictivas, justificadas con la ocupación “legal” del estado. Todo un golpe de estado, mediante el habilidoso embaucamiento del típico, conocido y viejo tocomocho.

A partir de ahí Jauja. Simplemente hacen un uso criminal del estado y de la ley, haciendo fácil el corromper y extorsionar a todos los responsables institucionales y entes civiles asociados, o removiendo fuera del mismo todo atisbo de decencia y responsabilidad jurídica o política. Entonces ya es fácil condicionar las actuaciones de los empleados públicos, y a partir de ahí intervenir y mangonear todos los derechos, libertades y sentimientos de la nación, que previo adoctrinamiento y toda carencia educativa, negación cultural y de acceso al conocimiento o formación, queda totalmente dependiente y a su merced y a la de los caciques y omisos pancistas y vividores. La plena disposición del erario público, sumado al uso del poder para sus expolios y despilfarros ilimitados, les permite comprar suficientes voluntades, medios y corruptos o criminales, como para incriminar y amedrentar a los paganos, arrugar a la oposición convirtiéndola en una vividuría más e inocua, y poder asegurar poltronas ganen o no ganen elecciones, mediante formación de cordones o mafias de cualquier orden aunque sea incluyendo la total fragmentación nacional.

Los espacios al derecho, a la justicia y a la libertad, serán totalmente achicados mediante la total aniquilación de la Constitución que articula la legalidad del estado de derecho y del debido control democrático, aniquilando la correspondiente división de poderes y toda posibilidad de articulación ciudadana mediante la división y el enfrentamiento, más la aplicación selectiva de la tiranía mediante el privilegio a sus afines, y la incriminación y discriminación nazi y excluyente, contra los que además serán condenados a ser los paganos de sus untes, mercados de votos, despilfarros y boatos, que junto a su ignominiosa genética corrupta resulta altamente onerosa, ahondando además, en el escarnio cuando montan sus patéticos espectáculos mediáticos con su artificial persecución política directa a los disidentes, evidenciando la total subordinación judicial, ejecutiva, legislativa, institucional y mediática, al aparato que de forma tan zafia como vulgar y paleta, ostenta, controla y hace un uso bastardo de nuestro poder.

El Jefe del Estado y Garante Constitucional, por mandato de la propia Carta Magna, gozará de muy buena salud y mejor vidorra, sin que nadie le eche ni pueda echarle, cuentas sobre sus omisiones irresponsables, inconstitucionales y antinacionales.

ACTUALIZACIÓN 06-09-09

'Vencedores o Vencidos' -Vía Anghara





Clandestino

domingo, agosto 02, 2009

La dictadura venezolana, recrudece la represión sobre medios y personas






La última arremetida del régimen totalitario de Chávez, no solo va dirigida contra los medios no afines, sino contra personas que hacen uso de su intelecto y libre albedrío, para ejercer su derecho a criticar los desmanes del dictador que ha ocupado su estado. En el blog de Martha Colmenares
hemos conocido la desagradable notica de la persecución política de la que es objeto Alexis Marrero. Alexis es un bloguero integro y cabal. Solo por ello es una nueva víctima perseguida con orden de busca y captura, para ser encarcelado, en una prisión de Venezuela por algo que ha escrito en su blog. Algo que los que conocemos a Alex de leerlo, sabemos que no puede ser constitutivo de delito y mucho menos, penal. Todos sabemos como las gasta el dictador Chávez, con cientos o tal vez miles de presos políticos condenados con juicios arbitrarios, donde la justicia brilla por su ausencia, con largas condenas sin ninguna garantía democrática, en la inexistencia total del estado de derecho.

Este mal remedo militar, inútil hasta como golpista y discapacitado político absoluto, indigente moral y carente de la más mínima virtud que le reconozca como parte de colectivo humano alguno, igual que el resto de inútiles y renegados nacionalsocialistas, a falta de aptitud y razón alguna que avale alguna de sus actuaciones, se sostiene en su crueldad y en el buen manejo de los mercadillos nacionales e internacionales, de la ambición y de la ignorancia ajenas. Es por ello que no está solo. Toda una recua de asimilados afines, lo legitiman con el único propósito de sentirse legitimados así mismos a través de ese desecho de muladar, al que prestan amparo contra toda ley justa, humana y divina.

Este individuo parido de la escuela cubana del no menos cruel dictador Castro, se autoesparce por varios campos abonados especialmente para su reproducción clónica, floreciendo y esparciendo ya su semilla por varios estados iberoamericanos, incluyendo al español, que organizados en manada, arremeten amenazantes, con los modos hampones que los caracteriza, contra todo atisbo de decencia, racionalidad y cordura. Como botón de muestra observemos el patético espectáculo del golpista Zelaya, arengando a los 'camisas pardas' infiltrados en Honduras y pagados para crear desórdenes suficientemente graves como para generar un saldo final con una carnicería horrible y sangrienta, con el único fin de reencumbrase en el poder, del que fue democrática, constitucional y justamente desalojado.

Esto es lo que anida en la mente de lo peor de entre lo peor que desgobiernan desde estados y organizaciones en Iberoamérica, UE, EE.UU, OEA, ALBA, ONU, Putin y resto de "dictaduras democráticas del mundo". Sancionan política y económicamente a Honduras por defender su legalidad constitucional, de forma democrática y totalmente ajustada a derecho. Una manada de ignorantes deshumanizados apostando por un sátrapa aprendiz de genocida, a la espera de ver correr la sangre por la que navegar hasta recalar nuevamente en el digno y honorable estado de Honduras actual, para volver a convertirlo en el mismo cubil que se han habilitado en el resto de los estados nacionalsocialistas de los que lo arropan.

Alexis Marrero es un hombre bueno y solidario, muy conocido en la red por su franqueza y por su constancia en la denuncia, desde el sufrimiento moral de toda víctima de todo tirano. Pero el interés de los sicarios del régimen, se centra en su condición íntegra y honorable de hombre libre e independiente, que defiende a viva voz la verdad, la justicia y los valores. Esto y nada más que esto, lo convierte en enemigo mortal del régimen tirano de Chávez, golpista ocupa del estado de Venezuela.

Solo nos queda la red. Nadie sabe por cuanto tiempo. Son muchos estados y demasiados tiranos aunados en su particular globalización, haciendo guerra frontal a las libertades y derechos fundamentales de sus pueblos descaradamente despojados de todo soporte estatal, mientras son respaldados por sus respectivas organizaciones multinacionales y transcontinentales, incluida la ONU, creadas para perseguir a tipejos como ellos. Ignoro que puede ser, pero esta actitud criminal unánime en tantos estados y organismos internacionales, que de pronto adoptan una actitud frontalmente opuesta a la que se le presupone en favor de la legalidad internacional sin injerencias en las democracias nacionales, me lleva a la nariz que están cociendo algo gordo contra la ciudadanía mundial o de una gran parte de ella. No puede ser casualidad tantas casualidades a la vez.

Alexis Marrero solo es uno más de la larga cadena de sacrificios no propiciatorios, del hampa globalizado. La única defensa de los ciudadanos frente al crimen organizado que nos rige, como a una sola nación, solo será la que nos procuremos entre nosotros, mediante la unidad y la denuncia. Seamos toda la red blogera una sola nación y plantémosle cara mediante la información abundante y puntual, cexponiendo las evidencias que los debiliten.

Alexis Marrero merece todo el apoyo de la comunidad blogera, por ser como es y porque mañana todos seremos Alexis Marrero. Pásalo.

Clandestino

domingo, julio 19, 2009

Honduras ya es joya histórica en la corta lista de pueblos consagrados a su libertad.







"El verdadero patriota protege a su país de su propio gobierno". Dirk-Peter van Uys













Roberto Micheletti



Las alimañas no se resignan a soltar la presa. El hampa solo reconoce su derecho a poseer todos los ajenos, incluido el de la vida. Ellos lo llaman socialismo. Se autodenominan “socialdemócratas”, pero solo son feudalmafiosos a caballo del ‘socialismo o muerte’. O te sometes a su caudillaje bastardo o la muerte es la única puerta que podrás cruzar para conquistar la libertad.



Sitio de Numancia






Honduras sigue sitiada por la impunidad de las ingerencias de los golpistas Chávez, ZP, Evo, Correa o Castro entre otros caudillos americanos y de la UE. Aún así sigue dando un ejemplo al mundo, de sobriedad y valor, en la aplicación del riguroso control democrático, sobre la corrupción y delitos perpetrados por su propio Presidente del Gobierno, protegiendo de él al estado de derecho de sus ciudadanos. Es increíble la unanimidad institucional, incluidos los diputados electos del partido del propio golpista depuesto, y la pulcritud, rigor y determinación, en la aplicación democrática de la legalidad constitucional.

No hay ninguna duda de que es un precedente muy 'peligroso' para las bandas ‘feudal-mafiosas’ que pueblan la mayor parte de los estados del mundo. De ahí la casi unanimidad contra la ejemplaridad democrática de Hondura, que aunque remotamente, puede llegar a producir un movimiento de libertad que recorra naciones ya consolidadas bajo la tiranía "feudal-democrática" del socialismo, tan vigorosa y firmemente consolidados durante años de miserable adoctrinamiento escolar, corrupción política y social, y leyes criminales para la violación de derechos que les perpetúe en la tiranía, el saqueo y el vasallaje, cosechados de la extorsión y la división nacional, entre privilegiados, discriminados y excluidos, que la aniquilación total de la justicia, les permite promocionar e imponer, encumbrando y financiando la muerte, el terror y las prácticas nazis, como normalidad “política” y “democrática”, que mantengan debidamente amedrentados hasta a los ciudadanos más osados.

Honduras es a día de hoy, el último reducto claramente democrático del mundo, pero este ni siquiera consigue organizar un pequeño grupo de voces libres e independientes, con peso suficiente como para darles el mínimo apoyo moral que les mantenga el vigor anímico necesario para la resistencia. Los enemigos de la democracia son amos de cuerpos y mentes tanto de cabestros como de filósofos, intelectuales y voceros, en un mundo en el que solo hay espacio para el látigo y su mercado. Honduras es un oasis de cordura y humanidad en medio de un mundo desértico habilitado para el embrutecimiento, la sinrazón y la degeneración. Suman fuerzas poderosas en ostentación soez y amenazante, sin cortedad ni rubor, sabiéndose Goliat frente a David, que en esta ocasión ni siquiera dispone de una pequeña honda con la que arrojar sus piedras, pero valerosamente aferrados al clavo ardiendo de la razón y la justicia que los asiste y obliga, a pesar de ser criminalizados y perseguidos por la abyecta degradación de sus enemigos y la cobardía de la inmensidad de sus víctimas, ocultos tras un clamoroso y humillante silencio, aguantando el desgarro del despojo de su dignidad y de su patrimonio, creyendo que aseguran la salvación a la que renuncian.

David contra goliat


Nuevamente David frente a Goliat. Esta vez desarmado y sin más aplauso que el de un pequeño gran pueblo ilusionado y firme ante la esperanza de poder dar continuidad a la decencia como la normalidad con la que nutran sus formas de vida, siendo por ello aislados en la soledad, por multitud de líderes encumbrados por la resignación sumisa y servil con la que acatan la asfixia del cenagal hediondo, el resto de los pueblos del mundo.


Honduras se manifiesta como una burbuja de valor e integridad, frente a la tiranía de la mezquindad de los esclavos, autosometidos a su indolente hedonismo. Honduras evidencia valor y entereza, frente a la degradante y hedionda descomposición de la mayor parte de sus vecinos del planeta, retrotrayéndonos a gestas gloriosas, auténticas joyas de la historia de los hombres libres, como Numancia frente al omnipotente poder de Roma, o Sagunto frente al omnipotente poder cartaginés de Aníbal. El valor de afrontar la muerte en defensa de la libertad, en claro repudio a vivir de la miserable dependencia como esclavos sin justicia, sin dignidad, sin nada por lo que la vida merezca ser vivida. Todos moriremos. Algunos ya lo estamos, aunque deambulemos aferrados a nuestra miserable existencia en un retal de vida mendigado y agradecido a los que permitimos que nos la roben toda.

Sagunto


Ojalá Honduras resista e impidan a toda costa que la tiranía del socialfeudalismo, retome los hilos de los poderes soberanos de su nación, reponiendo a su siervo golpista, Mel Zelaya. Ojalá resistan los continuos y poderosos envites del crimen organizado desde multitud de estados. Los miles de millones de víctimas, necesitamos creer que es posible la democracia y un mundo mejor, viendo como se puede conseguir, desde la aplicación práctica en el ineludible deber del ejercicio democrático de los pueblos, mediante la articulación de las medidas al efecto. Cuanto más tiempo estén libres del crimen organizado, más seremos los que recuperaremos la esperanza en poder articularnos como fuerza legítima, contra ese mal común enquistado en el mundo.

Ni Filisteos, ni Romanos, ni Cartagineses, consiguieron la rendición de israelitas, numantinos ni saguntinos. Honduras debe engrosar esa corta lista de valor y dignidad por la libertad, sin necesidad de lamentar el sacrificio humano de su pueblo, como única forma posible que se lo permitió a aquellos valerosos Iberos.

Clandestino

martes, julio 07, 2009

Honduras resiste al vasallaje del neofeudalismo globalizado



Junto a Castro y ZP, flor y nata de la "democracia" iberoamericana



Todos los grandes medios españoles, son misteriosamente leales régimen totalitario, y supongo que los del resto de "democracias" del mundo, denominan como golpista al gobierno interino y legítimo de Honduras. ¿Cuánto nos cuesta que nos mientan y que nos impongan a nuestros verdugos que pagamos como servidores?

Al bochornoso y esperpéntico espectáculo del desfile de los nuevos señores feudales, embaucadores, tiranos y tiranillos de medio pelo y peor calaña y estilo en cobrar democracia y exigir patrimonio y vasallaje a sus súbditos, se les unen sus coros de ‘bienpagaos’, completado con voceros y tertulianos mercenarios de la información, junto a los que no podían faltar las recuas 'comerciales' de su mercado de votos, cordones excluyentes, intelectuales, sindicalistas y toda caterva de vividores privilegiados con el botín expoliado a sus víctimas, intentando convertir y vender como golpistas a los que democrática y legítimamente se defienden de ellos. No puede ser de otra manera. Defender la democracia es cavar su propia fosa. La democracia solo es defendible por aquellos honestos dispuestos a vivir de su propio esfuerzo y a garantizar el derecho ajeno.

De momento en mi ya larga vida, la he conocido por primera vez, en la actual coyuntura del estado de Honduras. Independientemente de lo que ocurra a partir de ahora, ya puedo decir que he conocido la democracia en su aplicación práctica, de forma ejemplar e impecable. La gran duda es si resistirá los persistentes envites de la tiranía neofeudal globalizada, que impide la independencia de los pueblos y de los estados, al manejar los hilos de los mercados y de la represión sobre los que no comulguen con sus ruedas de molino.

Como todos los desmanes, privilegios y despilfarros sin control que se perpetran desde el estado criminal bajo el régimen ZP, es de suponer que jamás permitirán la verdad siguiendo la norma de sustentarse en chanchullo del mangoneo y la mentira. Es un secreto a voces que el grueso de la prensa es totalmente mendicante-dependiente del caudillo ZP, que la compra con nuestro dinero, como el resto de las patas de su sucia y criminal poltrona. Todos a coro repiten como cacatúas las mismas consignas emponzoñadas de la más abyecta mentira, con un insoportable hedor a Moncloa que tira para atrás. Como todos los que viven contra la justicia, su objetivo es que nunca pueda haberla. Como sea.

Decir la verdad sobre Honduras, supone reconocer el uso criminal del estado y de la ley, y toda la cadena de corruptos y omisos que entierran la democracia y con ella el estado de derecho que cobran a precio de oro. Decir la verdad obligaría a ZP y a sus camarillas, a recabar billetes de urgencia a sus paraísos políticos cubanos, mejicanos, puertorriqueños, chinos, turcos o allá donde sus múltiples “subvenciones” a proyectos extraños, financiados con parte del botín que nos llevó a la pobreza absoluta, merezcan su asilo. ¿Cuantos "demócratas" invirtieron en proyectos 'extraños' de Zelaya en Honduras? ¿Temen que ahora se destape algo 'extraño' sobre ellas?

Todo el mundo sabe que el único golpista de Honduras era Zelaya y que la única administración que se ha revelado con la debida vitalidad y determinación democrática en el mundo, en toda su historia, ha sido la actual hondureña. Los estados autodenominados demócratas, iberoamericanos y europeos están bajo la tiranía de caudillos y dictadores, corruptos hasta la médula. No existe una sola democracia. El Europarlamento se nutre de los despojos políticos de inútiles desechados por sus partidos, tras manifiesta inutilidad o estrepitosos fracasos en los parlamentos nacionales, como si de un muladar de desperdicios se tratara. Todo es una gran mentira que somete a la humanidad bajo un feudalismo feroz y consentido frente al espejismo de las bondades democráticas que jamás disfrutaremos.

Siempre se supo y se sufrió con cobarde silencio e indignidad, el manoseo obsceno y repulsivo de los indeseables que nos ocupan nuestro Gobierno, solo leal a los abusos y saqueos “democráticos”, como tónica general de los estados occidentales de las últimas décadas. Ahora hay un referente ejemplar de cómo evitarlo y tomar la democracia robada por los que pagamos para su garantía. Honduras nos ha señalado quienes son y como hay que domeñarlos. Somos sus presas y no nos van a soltar suplicándoles piedad. Solo cuando les destrocemos sus hocicos. Rompámosles sus hocicos pues, impidiendo que sigan devorando la vida a miles de millones de sometidos y explotados. El poder, la razón y el estado son nuestros ¿Por qué permitimos a nuestros servidores y a sus mafias asociadas, que se ceben criminalmente sobre la mayor parte de la nación?

Frente al aislamiento propuesto por el hampa internacional de regímenes totalitarios, propongo que todos los ciudadanos demócratas del mundo, hagamos turismo a ese precioso país de Honduras y reservemos parte de nuestro cupo de peso por equipaje, para llevar artículos a los que conozcamos su carencia, especialmente material escolar y de higiene personal. Convirtámonos en una cadena de aprovisionamiento, mitigando en lo posible, las carencias primarias de esa valiente y democrática ciudadanía. El gobierno debe hacer un llamamiento a los ciudadanos democráticos del mundo y hacer pública una lista de objetos más necesarios y que puedan ser incluidos en una maleta, y habilitar un centro de recogidas en el aeropuerto. Ayudémosles a vencer. Para todos nosotros es tan importante como para ellos. Si pierden nos quedaremos sin la única democracia de referencia con la que poder espetar los crímenes a nuestros tiranos.


Clandestino

lunes, junio 29, 2009

Felicidades Honduras




Honduras se convierte en faro de esperanza democrática para el mundo.

Gracias Honduras, por el ejemplar ejercicio democrático en defensa del estado de derecho, salvando a la nación de las zarpas del hampa golpista organizado en red continental.



Impecable actuación del Tribunal Supremo de Honduras, evita la impunidad en la violación sobre la soberanía nacional, mediante agresión al articulado de su Constitución, así como impecable ha sido la posterior actuación del Parlamento deponiendo al Presidente Zelaya, antes de que pueda perpetrar sus delitos criminales contra la nación y contra el estado.

El debido control democrático de uno de los poderes del estado, ha impedido el crimen de estado a manos de otro de los poderes del estado, lo que manifiesta la envidiable consolidación democrática en el estado hondureño. Algo por lo que la nación ciudadana debe sentir orgullo. Si bien el crimen se cernía sobre ellos desde su propio estado, han sido los propios controles democráticos de su propio estado, los que de forma automática se han articulado para salvaguardar esa misma democracia que lo hace posible.

Admirable reacción democrática en la que se observa la articulación de sus garantías del estado de derecho, desde el propio estado y de forma clara y contundente, cuya inmediatez y eficacia han permitido una operación limpia y sin incidentes que lamentar. Algo difícil de imaginar en la gran desesperanza gestada en el rosario de flagrantes violaciones a derechos constitucionales, que se suceden casi a diario en todas las falsas democracias de Europa e Iberoamérica, por citar algunos, y que quedan en la total indiferencia e impunidad, de los omisos y caciques, que además de sus prácticas habituales de la violación legal al derecho, lo aderezan con el total menosprecio a sus víctimas, en la mofa y el escarnio del abuso de poder y expolio, discriminación, desamparo y exclusión de grandes colectivos de millones de ciudadanos, humillados y subordinados al crimen y a sus privilegiados.

Desgraciadamente tanto en la Unión Europea, donde la Constitución nunca podrá ser violada, ya que es de temer que será “constituida sin constituir”, por lo que nunca verá la luz, quedando sometida a la voluntad de las castas políticas profesionales y por tanto corruptas y antidemócratas. Tampoco podrá ocurrir esto en algunos estados donde la Constitución y con ella la soberanía nacional que representa, ya ha sido violada repetidamente, como el caso de España, sin que hasta día de hoy aún no se haya articulado ni un solo mecanismo de los previstos para prevenirse contra el crimen de alta traición que somete a la nación desde su estado. El caudillo-Presidente ZP y sus camarillas, siguen violando derechos impunemente mientras nada ni nadie les impide la impunidad en la malversación de nuestros poderes, ni que sigan disfrutando de los espacios de libertad, solo reservada a la gente decente. España está regida por el caos y el crimen de estado, con la aplicación de leyes contra la justicia, bajo el paraguas de la omisión prestada por el hampa que suplanta a los responsables de garantizarla, y cuya hegemonía alcanza todos los rincones de esta Europa residual, que se deja someter y renuncia a la dignidad solo posible en la libertad y en las garantías del derecho.

Basta observar la calaña de los que han levantado la voz contra el ejemplar ejercicio democrático contra el crimen del estado de Honduras, tan acertadamente ejercido por su clase política y su Administración de Justicia: Chávez, Evo Morales, Correa, Daniel Ortega, ZP y el panteón de los desechos nacionales, que conforman el Europarlamente, entre algunas otras perlas de semejante y gravosa inutilidad. ¿Alguien necesita alguna prueba más de la legitimidad de la actuación de Honduras en pro de su soberanía nacional y de sus libertades democráticas? No hace falta decir que son todos aquellos que representan a estados desde los que la normalidad es la traición y el expolio legal contra sus naciones, y donde el respeto por la justicia y el derecho, brillan por su absoluta ausencia. Todos aquellos a los que el éxito democrático de Honduras, debe hacerles poner sus barbas a remojar. Con algo de suerte puede ocurrir que en alguna de estas naciones, el pueblo decida tomar de su mano la justicia que les deniegan los ocupas de su estado, y cunda el ejemplo.

Mi más respetuosa enhorabuena a los hondureños y mi admiración y sana envidia, a su Tribunal Supremo, a sus FF.AA y a su Parlamento, por lo que sin duda será un ejemplo a seguir para la posteridad, por aquellas naciones que pretendan regirse por un estado de derecho, bajo el riguroso amparo del legítimo y permanente ejercicio democrático de impedir el paso a sus enemigos mortales del hampa criminal. Esperemos que sepan aprovechar el momento para blindar su estado y sus leyes soberanas, contra ese crimen siempre al acecho, para que a la mayor brevedad posible, sea reinstaurada la normalidad del estado de derecho, legitimando así su justa, necesaria y ejemplar intervención basada en la legitimación del derecho y del deber democrático.

Honduras le ha enseñado a Iberoamérica el camino y el modo de hacer democracia a todas las naciones que de verdad la quieran como forma de mantener sus estados de derecho. Ojalá en Europa hubiera una sola administración en uno solo de sus estados, con esa determinación y convencimiento democrático y con esa diligencia en el cumplimiento de sus deberes. Una sola bastaría para prender la mecha del conjunto ciudadano, tratado peor que el ganado, por inútiles más indignos que cualquier animal. Ojalá la hubiéramos tenido los españoles. O los venezolanos. O los bolivianos, cubanos, ecuatorianos, nicaragüenses...

El poder soberano siempre es de la nación. La democracia consiste en velar porque así sea siempre, expulsando el crimen del estado, de cualquier forma y cualquiera que sea el precio.

Clandestino

viernes, junio 19, 2009

Aceptan entregar la vida por su patria y esta les desampara acogiendo y legitimando a sus asesinos




Nuevo "accidente" de los hombres de paz, pupilos del régimen ZP.

Muere asesinado un ciudadano, en Las Provincias Vascongadas. Era inspector de la policía nacional. Seguiremos arrastrándonos como gusanos cobardes e indifierentes al drama ajeno de la impunidad de poder ser sacrificados sin el derecho a la vida. Seguiremos suplicando piedad a sus asesinos y a sus cómplices y promoteores políticos, aceptando de ellos la calificación de fascistas, mientras que criminal y sistemáticamente omiten el deber de procurar justicia. Incluso algunos actuando frontalmente contra ella, legitimando, negociando y elevando el macabro horror del hampa terrorista a nivel y reconocimento de estado.

Aunque aún se desconoce la autoría, el modo en que se ejecuta el acto de terror, escenifica la habitual cobardía de la banda de asesinos nacionalistas vascos, conocida como ETA, al servicio de la banda nacionalista de 'liberación nacional', legitimados de facto, por el estado bajo el rodillo criminal del régimen de Rodríguez Zapatero, y por el Europarlamento, en su proceder terrorista como medio de búsqueda y obtención de objetivos y privilegios sociales, económicos y políticos.

Que la justicia además de sobre sus pistoleros a sueldo, caiga sobre todos ellos con todo el rigor, sin piedad ni contemplaciones, incluido el traidor. Que la justicia abra paso al ansiado y pagado estado de derecho y destruya toda opción y posibilidad de acceso al mismo, a individuos como el ZP y sus camarillas, o a bandas nacionalistas trasnochadas cuyos objetivos criminales sean obtenidos a su sombra desde la impunidad contra el derecho a la vida, mediante el macabro horror del ejercicio del terror.

No se puede optar a las garantías de vida, justicia y derecho, sin estado, sin gobierno, sin oposición y sin nación, sometidos a una gente que ignora, discrimina y odia a la nación que le contrata y la paga. Nos hemos dejado llevar a la selva, nos hemos dejado abandonar en ella desarmados y nos dejamos devorar por las alimañas que enternecen a los traidores y renegados.

¿Seguiremos permitiendo que nos vayan asesinando como conejos enjaulados o aceptaremos el hecho de morir defendiendo la vida? ¿Responderemos alguna vez con la debida contundencia que exige el deber de sobrevivir con dignidad desde el derecho que nos legitima, o nos autoconsolidaremos en la pasividad inerte, como víctimas propiciatorias del crimen organizado, para siempre? ¿Seguiremos sometidos a la voluntad bananera de un régimen de mafias y amiguetes, antidemocrático, antiespañol que usan el estado y la ley para impedir la justicia?


Mi más sentido pésame a los familiares, amigos y compañeros de la víctima.




Clandestino

martes, junio 16, 2009

El camelo fáctico de ‘Los Pactos de la Moncloa’

Cuarenta años relamiéndose y acechando a sus presas tras el vallado infranqueable interpuesto por el dictador, garantizando seguridad e independencia en la dignidad de la autosuficiencia, a todo un conglomerado empresarial y obrero bajo la equidad de una misma norma compartida en el rigor de los deberes y en el pleno disfrute de sus derechos de cada cual.


Finalmente fue el 25 de octubre de 1977, cuando llega el momento tan esperado. La zarpa en forma de pinza formada por los embaucadores y vividores trileros expertos en el viejo timo del tocomocho, ofreciendo sus paquetes de feliz dependencia en una socialdemocracia hedonista-nihilista, en la que no hay que pensar, ni aprender, ni sufrir, ni asumir responsabilidades profesionales, familiares o sociales, porque el estado se encarga del ciudadano y de su adoctrinamiento, sin necesidad de ganarse la vida con el sudor de su propia frente, como bajo la crueldad de un dictador. El mismo producto que llevara a España al caos y a la miseria, y que concluyera tras el dramático y sangriento conflicto civil, se vuelve a inocular en el estado, destruyendo la dictadura que los mantuvo alejados de su victimario, para volver a sus andadas. El anarcocapitalismo salvaje, bajo falsa piel de liberales, le es allanado el camino por sus viejos socios y vasallos de la política social-engañabobos, bajo falsa piel democrática.

Los Pactos de la Moncloa se pueden definir como una caza facilona de perdices enjauladas, perpetrada a placer y en la más absoluta amoralidad, entonces totalmente desconocida en la mayor parte de la ciudadanía, en la que las víctimas fueron la gran clase media que forjó Franco a base de achicarle los espacios a estos buitres que además de no ser nunca invitados, siempre fueron duramente perseguidos y alejados de la honestidad y de la decencia. Todo un filón de diamantes en bruto, ya extraídos, a los que solo había que echar el guante, pulirlos y pulírselos.

De nada sirvieron la sucesión de huelgas de todos los sectores durante varios años, con la participación de más de 7 millones y medio de trabajadores, empeñados en mantener las garantías salariales y laborales que heredaron del dictador. Pero todo fue inútil. Su gran valedor yacía cadáver y los buitres sobrevolaban su cosecha, sobre los vivos que nutrirían abundantemente sus despensas, celebrando entre macabros graznidos, que aunque conservaban la vida, ya nunca más les pertenecería. Ellos, los buitres, serían sus dueños integrales, tanto de sus vidas como del producto de su carne. Serían arrancados de raíz del aquel feliz sueño de paz y convivencia, solo posible entre los justos. Al principio apoyados y coordinados con entusiasmo por los sindicatos de clase, poco a poco fueron templados, parados, engañados, y canalizados y conducidos a los respectivos rediles asignados por sus amos y coautores de aquella traición y primera gran estafa “democrática”, tras quedar fuera del amparo del sindicato vertical del dictador.


CC.OO se declaró un vulgar útil del PC de Carrillo, y la UGT del PSOE de Felipe, haciendo de perfectos perros pastores de sus amos y arrastrando tras ellos a otras centrales sindicales de menor enjundia. Todos ellos, junto a los especuladores de cortos, por la gran cosecha virgen a su plena disposición, cuyos ingentes y suculentos beneficios serían incalculables mediante la explotación y el saqueo impune y legal sobre una masa ingenua y bonachona educada en la moral y valores cristianos, pero de una ignorancia política que los convertía en víctimas propiciatorias, ya que el dictador los amparó y privilegió pero no los preparó para eludir a la morralla que los acechaba para hincarles el diente, por sus medios.

La falsa, ensalzada y exageradamente ponderada Carta Magna, puso la guinda a la gran estafa democrática vitalicia, en la que ni más ni menos que el propio Jefe del Estado, Jefe Supremo de las FF.AA, Garante de la Carta Magna y de la Unidad Nacional, se inhibe públicamente de cumplir los propios mandatos constitucionales, aceptando ejercer solo en su condición de monarca, renunciando u omitiendo a los otros deberes igualmente constitucionales, de ejercer el control democrático sobre los respectivos poderes, que garanticen el estado de derecho, dejando así a la nación a merced de las mafias registradas como partidos políticos y de sus intereses espurios, que solo se sirven así mismas y a los poderes fácticos de cuyos apoyos dependen sus poltronas. Todo mediante la manipulación de un articulado constitucional de aspecto democrático, pero que todo él se reduce al “imperio de la ley”, que a su vez queda en manos y voluntad de un solo individuo, tras una concentración de poderes que facilita la propia Constitución.

Pasamos del rigor del orden, la estabilidad y la seguridad que además de la convivencia cívica, garantizaba numerosos derechos y libertades civiles e individuales, que permitían la dignidad en la total independencia entre ciudadano y estado, bajo la única dictadura de Franco, a la degradación criminal de la explotación semiesclava a manos de cientos de miles o millones de negreros sin escrúpulos, bajo el amparo legal del estado y de la ley, donde las víctimas son maltratadas y expoliadas, recibiendo peor trato y consideración que al ganado, en dos pasos: Reimplantación de las vividurías legalmente reguladas desde el estado, mediante Los Pactos de La Moncloa, con la reintroducción de sus valedores residuales republicanos, recuperados del exilio; y la gran tomadura de pelo haciéndonos creer que el poder de la soberanía nacional, quedaba debidamente regulado en una “Constitución Democrática”, cuyo valor contractual, a día de hoy ya es de domino público que no supera al de un cómic del ‘Capitán Trueno’, al permitir la omisión de múltiples mandatos de la misma, la concentración de poderes, el uso criminal del estado y de la ley, y la agresión a la unidad nacional, que impide la igualdad ante la justicia, que a su vez lleva a la abolición automática del estado de derecho.

Pero todos lo califican de democracia. Miles de voceros y tertulianos a sueldo de nuestro tributos, lo machacan y repiten a diario, en un persistente insulto a la inteligencia colectiva. Todos simulan que actúan en una democracia. Incluso multitudes de entre sus víctimas acosadas y despreciadas como fascistas, creen que eso es la democracia. Solo un buen puñado de esas víctimas, sufren la angustia desde el conocimiento y la humillación de saberse sodomizados en sus derechos, desde el escarnio de las mofas y regodeos sarcásticos, de los inútiles políticos vendidos al poder de mafias y especuladores, que roban o expolian con la única razón de la fuerza que le pagamos, hasta conformar colectivos infinitamente más numerosos y decantarse sin cortedad ni rubor, como mucho más degenerados y abyectos que cualquier maldito dictador.

Lo que realmente se afanan en denominar democracia, es una clamorosa violación del derecho, sobre millones de ciudadanos que los nutren en el lujo y el despilfarro a esos pocos millones a los que voluntariamente le entregamos el poder de nuestra soberanía haciéndoles bueno su negocio de cobrar democracia y aplicar tiranía y saqueo. Pero eso será otro día.

Clandestino

sábado, mayo 09, 2009

El estado social incompatible con el estado de derecho.


Algunos de los "pobres" beneficiarios del estado social.




Un estado de derecho, dando riguroso amparo a la justicia social, nunca necesitará de las políticas sociales, por ser estas la consecuencia de su carencia. El estado de bienestar solo puede ser consolidado en la autosuficiencia del conjunto social proporcionada por las garantías del estado de derecho. Y en él nunca tendrá cabida ninguna ideología que obstruya la libertad de mercado, vendiendo los ‘valores’ de la pobreza sobre la que se asienta.

Cualquier ideología es un camelo para eludir la inviolabilidad del derecho. Ninguna ideología puede mejorar el ideal de convivencia en paz y justicia, sobre el respeto al derecho ajeno. Para implantar el estado social, es condición sinecuanum, generar las carencias que lo demande. Eso supone defenestrar el estado de justicia social, mediante el uso criminal del estado y de la ley, que de facto, aniquila el estado de derecho.

La política social como base del estado de bienestar, es discriminatoria, gravosa y perniciosa, que mina social y políticamente, mimetiza y justifica la corrupción política y la malversación del erario público, siendo siempre un lastre que acabará frenando o hundiendo cualquier economía, por boyante y fuerte que esta sea.

Es pues comprensible que los idealistas en general y los socialistas en particular, critiquen permanentemente y todos a coro, el rigor de la justicia, como fascismo o autoritarismo, permitiéndose vender sus violaciones al derecho bajo manidas consignas etiquetadas como sociales, y como bálsamos milagrosos para garantizar la vida a base de cargar al estado, las facturas del mercado de votos que los apoltrona.

Las políticas sociales destruyen el estado de derecho. Para mantenerse en el poder necesitan criminalizar el rigor de la justicia social, como elemento fundamental que lo nutre, y no dudan en hacerlo violando derechos mediante la ley, para vender sus humos entre hermosas notas de violines y ricos sabores y variedades de sus chucherías, como techo máximo al que podrán aspirar una vez cedidas las llaves de sus derechos.

No le deseo a ningún pueblo del mundo vivir bajo una dictadura. Pero mil veces peor que una dictadura, es ser domeñados por unas bandas o mafias de políticos profesionales, ocupando el estado y haciendo un uso espurio del mismo, con una humillante malversación de las instituciones, del erario público y de la legalidad Constitucional.



Un gobierno que se sirve de la ley para hacer una interpretación interesada de la historia según su interés político, además de insultar y burlarse de la inteligencia ajena y tener muy poco sentido del ridículo, demuestra y deja patente que su especial interés en destruir la memoria del franquismo, no tiene nada que ver con la dictadura propiamente.

Entiendo que la brutal campaña de ZP arremetiendo contra el franquismo, no van contra la dictadura sino contra su exclusión de ella. No tiene absolutamente nada contra las dictaduras. De hecho el Partido Socialista Obrero Español, apoyó el golpe militar contra el gobierno, perpetrado por Miguel Primo de Rivera, y fue arte y parte de la dictadura militar acaudillada por él. No sería coherente formar en una dictadura y repudiar otra que se establece solo unos años después. Esto indica que aunque el sistema o el régimen sea democrático o totalitario, no es hándicap o condicionante, siempre y cuando obtengan sus cuotas de poder y lucro.



Saben que en un estado de bienestar propiciado por la justicia social, no compran votos ni para conseguir un bedel del Congreso, que es lo que les ocurre a países tradicionalmente estables como EE.UU, Alemania, Inglaterra, Canadá, Japón y poco más, donde las izquierdas prácticamente no existen. Franco era un dictador, pero no solo era eso. Además era un excelente estadista, un fanático del orden y un enemigo frontal de los corruptos y vividores. Y es en estos donde su dictadura, ajena a las consideraciones democráticas, dio su mayor y más feroz dentellada. Y son estos los que nunca lo perdonarán, exigiéndole odio cerval, contra su memoria, a todo el mundo. Viendo y padeciendo lo que tenemos a día de hoy ocupando nuestro estado, no puedo compartir ni justificar los medios, pero si aplaudir el fin.

La manera que encontró Franco para blindar el estado contra corruptos y vividores fue el autoritarismo. Represión radical contra la delincuencia, y políticas basadas en la justicia social, como repelente de intrusos con sus ‘políticas sociales’. Esto mitiga el autoritarismo del régimen franquista, teniendo en cuenta que el capitalismo y las izquierdas siempre compartieron objetivos comunes y que por entonces el grueso de la población es clase trabajadora, por tanto clara beneficiaria. Franco no solo fue denostado por las izquierdas, sino también por gran parte del capitalismo. Más cuanto más nivel y poder económico, como pueden ver en el vídeo del ministro Arrese, en la parte superior derecha. ¿Contradictorio? Puede ser, pero lo cierto es que como demuestra este gráfico así fue, priorizando el crecimiento salarial, sobre el IPC, lo que supone menos beneficios a la inversión y por ende, al estado. Por entonces el ITE (Impuesto del Tráfico de Empresas, equivalente al IVA actual), era un 2%, creo.


http://html.rincondelvago.com/inflaccion-en-espana.html

Este gráfico muestra como nuestra clase trababjdora, fue abiertamente amparada por el régimen de Franco, contrastando con el humillante expolio, desamparo "democrático" progresivo. Aunque no se recoge, es ya sobradamente conocido el desprecio absoluto que recibe del régimen de ZP.

Aquí se muestra una de las múltiples formas de garantías al derecho laboral, y a la generación de las condiciones que permitían optar al bienestar, de la clase trabajadora, exclusivamente por sus medios, sin ninguna dependencia ni del estado, ni de ninguna política social. La clase obrera, en la época, congregaba al grueso de la población. Franco se deslinda de las izquierdas y del capitalismo, centrando sus políticas en el pleno empleo y en su dignificación desde su propio esfuerzo. Me cuento entre los que puedo afirmar que así fue. En la última década la demanda de mano de obra, alcanza cotas que permite frenar el boom de la emigración, invirtiendo ese flujo hacia el retorno y que la autosuficiencia de la población obrera, era plena, con un excelente nivel adquisitivo salarial, libre de todo tipo de impuesto, que nunca volverá a soñar, ni en España ni en lugar alguno del mundo.

Observen el comportamiento de la curva del crecimiento salarial, con respecto a la curva del crecimiento del Índice de Precios al Consumo (IPC). Observen la drástica bajada tras los Pactos de la Moncloa, en el 77, y vemos que el salario es igualado al IPC, además de ser incluido en el IRPF, con la aplicación de la reforma fiscal de Abril Martorell, bajando enormemente su poder adquisitivo, además de no beneficiarse por la caída de la inflación. Queda así el salario, anillado al rol de expolios mediante mordidas, impuestos directos e indirectos, tasas, multas, extorsiones y corrupciones que a partir de entonces protagonizaron la normalidad de las ‘libertades’ en el “Estado social sin Derecho”, que suplantó al “Estado de justicia social autoritario”, hasta que el ingreso en la CEE, se apuntilla, dando muerte definitiva al salario gravado con el IVA, como consumidor final neto. Esto lo hunde en la necesidad de la autorrenuncia a cualquier derecho suplantándolo por la humillante súplica de cualquier trabajo a cualquier precio y bajo cualquier condiciones, una vez liquidados los sindicatos y consolidado el desamparo total del estado.

Hay mucho que decir sobre el tema. Seguiré comentando.


Clandestino

domingo, abril 26, 2009

Martha Colmenares, convaleciente



Según informa Alexis Marrero en su blog, ha sufrido unas lesiones, causadas accidentalmente por un sobreesfuerzo, a la altura de la cadera y afectando también a algunas vértebras. Aunque no parece revestir gravedad o riesgos que impidan su total restablecimiento, sí la obligará a mantenerse totalmente inactiva, y ‘sometida’ a las órdenes del galeno que la trata de su ‘mal’, hasta que este desaprezca.


Desde aquí le deseamos su pronta recuperación, pero no en menos tiempo del necesario, para que esta sea total y efectiva, sin riesgos de reproducirse como consecuencia de la impaciencia. Es cuestión de tiempo. Es joven y vigorosa. Se restablecerá para su bien y para nuestra satisfacción.

Que disfruten los que son objetivo de su azote, mientras dure su convalecencia. Cuando vuelva a la ‘carga’, seguro que lo hará con fuerzas redobladas y espíritu renovado. No me gustaría estar en la piel de los enemigos de la justicia, de la convivencia y de la paz. Hasta entonces seremos muchos los que la echaremos en falta.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Clandestino

Estertores de fracasados y arreones de miserables.

















Últimamente se habla mucho de acometer una ‘amplia reforma laboral’. Realmente se trata de despojar el derecho y medio que le queda a la clase trabajadora. El anarco-capitalismo ha obtenido de ZP todo el dinero nacional, pero antes de que agonice del todo, lo quieren todo. Esperan conseguir de él la cabeza del trabajador, con la facilidad que han conseguido su esfuerzo y su patrimonio, dando continuidad por ley, a lo que hasta ahora se ha solucionado con la inmoralidad del desamparo sindical.



La realidad es que tenemos un estado en manos de una supuesta izquierda enriqueciendo al anarco-capitalismo nacionalista y al corrupto nacional, amasando los recursos de todos los españoles, gracias a la generosa e inestimable colaboración de esas izquierdas, que le están poniendo en bandeja el trabajo sucio al neo-feudalismo ramplón que se reinstaura por sus respectivos feudos ‘federales’. Es decir ahora tenemos a una clase minoritaria súper rica, que premeditadamente inmoviliza los recursos económicos que han acaparado con la sañuda colaboración de los gobiernos ZP, cuya solución es seguir endeudando al estado para seguir alimentando este efecto. No solo han esquilmado hasta el último euro del ciudadano de a pie, sino que ahora se quedan con el ‘dinero de nadie’ que tan generosamente se entrega a Cajas, bancos, nacionalistas y ayuntamientos. Dinero que no verá la calle mientras el ciudadano empieza a tener problemas tan primarios como alimentarse. Apagar fuego con gasolina.

Que nadie crea que ZP va a resolver esta crisis. ZP es la crisis. No vengan con la milonga de Bush, ni historias. La crisis es internacional, pero la situación de España no es de crisis, es de auténtico pavor. Mientras ZP viva en la Moncloa, nadie con dinero pondrá ni un solo euro en su particular mercado de votos. Esto durará mientras dure ZP. No habrá economía hasta que no se vaya. El hambre no tiene leyes. Cuando esta inunde la calle, nadie la parará. O dimite y el partido lo releva, o disuelve las Cortes y adelanta las generales.


ZP ha fortalecido a sus enemigos privilegiándolos a costa de hundir en la miseria al grueso de su electorado. Ahora se erige en salvador de esa clase trabajadora a la que ha privado de cualquier amparo a sus derechos dejándolos caer en la total miseria mientras sus afectos y el anarco-capitalismo se forraban. Ahora está en la disyuntiva de dar rango de ley a su traición a su gran electorado o traicionar a sus pupilos ricos y nuevos ricos. En cualquiera de los dos casos nadie le librará de la patada en su trasero, o de los unos o de los otros.

- O se enfanga en la más absoluta inmoralidad, cediendo los escasos derechos laborales que aún dignifican a la clase trabajadora, entregándolos como carnaza a la avaricia anarco, justo antes de que los propios trabajadores le den la patada definitiva.

- O le niega esa carnaza mientras mantiene la ruina total, a la totalidad de la ciudadanía que ya lleva tiempo en esa angustia de la absoluta miseria y ruina, gestionando en minoría una España endeudada, parada e insolvente. Es cuestión de tiempo. Nadie se fía de él y ‘las ratas’ empezarán a abandonar este barco a la deriva y semi-embarrancado en manos de un capitán inepto y sin arrestos para reflotarlo.

O finalmente puede abandonar dejando el barco a la deriva total, que es como realmente ha estado toda su legislatura y pico, disfrazada bajo el extraordinario velamen de aquellos PIB de ensueño, mientras la clase trabajadora se sumía en la indefensión y la miseria importada, doblándolos con inmigrantes a granel, que rompieron sus posibilidades competitivas, para pujar en el mercado boyante, y dejando el camino expedito a ese anarco-capital, silenciando a los sindicatos.

Dimitiendo solo salva la honrilla de reconocer su absoluta incompetencia y la buena fe de no seguir aumentando los graves daños que ha infringido a España y a los españoles. Eso es lo único y lo máximo que puede hacer por él mismo.

Se acabó la fiesta ZP. Ha perdido y nos ha hundido. Que se vaya.

Clandestino

martes, abril 07, 2009

Estado de derecho o estado criminal.




Políticamente, aunque se definen de múltiples formas, básicamente solo hay dos clases de estado: El estado de derecho y el estado criminal.

El DRAE define ‘estado’ como el “conjunto de órganos de gobierno de un país soberano”. Bastante pobre y ambiguo, para un ente de tal enjundia, sobre el que pende la vida de toda una nación. Con más ambigüedad y distorsión de la realidad, se define el estado en Wikipedia.

Según lo veo, el estado de derecho es: una central de garantías al derecho, de gestión a los intereses generales y de suministro de servicios e infraestructuras comunes, al conjunto ciudadano.

Solo hay un poder, y este reside en la nación soberana, y al que el estado y todas sus leyes deben quedar sometidos, aunque este sea delegado, mediante elecciones, a los 'poderes' que rigen el estado, en un número no menor de tres y rigurosamente independientes. El poder soberano del pueblo queda articulado en una Constitución como techo de todo el sistema legal y político, como principales servidumbres de la nación, para sus garantías de justicia que proporcione la debida cobertura de amparo a la inviolabilidad del derecho, como pilar fundamental del estado de derecho, que no la ley.

El conjunto nacional mantiene los equipamientos, los empleados y los cargos públicos, necesarios para sus diferentes servicios y necesidades comunes, como propietarios del estado, y como tales además les asiste el derecho y el deber a ejercer el control directo sobre la gestión pública de sus servidores, a los que tendrá que sustituir de sus cargos, en cada elección, si se manifiestan como ineptos para su desempeño, o de inmediato si se manifiestan como mafias criminales, en un uso bastardo de su desempeño.

No son pocos los estados que aún siendo concebidos como democráticos, cuyo articulado constitucional garantiza el estado de derecho y la independencia judicial que lo garantice, terminan siendo regidos por camarillas criminales, en la acción y/o en la omisión, o por lo que es peor, promoviendo y promulgando leyes que violan derechos tan fundamentales como el de la vida humana, entre otras múltiples formas de agredirlo legal y sistemáticamente. No hace falta seguir repitiendo que cualquier estado que promulga y aplica leyes contra derecho, es objeto de un uso criminal, por regidores criminales.



Cuando el uso de un estado de derecho es contrario al mismo y al que sus propietarios desean, estos tienen la ineludible obligación de despedir a los criminales que lo ocupan, una vez deslegitimados en sus funciones, por sus delitos. Nadie es legitimado por el voto para delinquir desde el estado. Por tanto si lo hacen deben ser de inmediato puestos a disposición de la justicia, que no necesariamente judicial.

Las mafias políticas, en el ejercicio de funciones públicas, hacen uso de todos los equipamientos y empleados públicos para las naturales funciones propias a las responsabilidades inherentes a sus respectivos cargos. Aquí se incluyen las FSE y las FF.AA. Ejercer el delito desde el estado de derecho, solo es posible haciendo un uso criminal de los recursos y mecanismos disponibles y articulables para su persecución y erradicación, incluido el empleo de la fuerza. Esto convierte a las FSE, y algunos también a las FF.AA, en cómplices de las mafias criminales, toda vez que su deber es actuar contra ellas y no a sus órdenes.

El crimen organizado en el estado, venderá una imagen delictiva de sus víctimas, deslegitimando cualquier acción reivindicativa que perjudique o arriesgue su impunidad, y dándose razones para emplear su criminalidad legal contra ellos, haciendo recaer la culpabilidad de sus propios delitos sobre las conciencias y el patrimonio de sus víctimas, hasta acobardarlas en el miedo a ser objeto del despojo en la conciencia de su indefensión por ese estado que lo saquea y desampara.

Esto hace necesario que el ciudadano se organice en insurgencia activa, contra el crimen del estado, ejerciendo las funciones de sus regidores, con el fin de recuperarlo y normalizar el estado de derecho. Es decir esa insurgencia no actuará nunca fuera de las garantías del estado de derecho que reclama y pretende implantar, considerándose por el contrario su legítimo representante, en cuanto que defiende y reclama sus principios democráticos, cumpliendo su primer y principal objetivo de dar garantías al derecho persiguiendo a los delincuentes que los viola, desde él. Así debe legitimarse para actuar en la contundencia que merece cualquier organización dedicada al delito y a la traición con la malversación de los órganos de gobierno, desechando cualquier idea de que actúa contra un gobierno, sino que por el contrario lo hace contra el crimen. Incluso debe legitimarse para el empleo proporcional de la fuerza, sin más limite, tanto al alza como a la baja, que el que la resistencia del hampa exija para su total reducción.


Los malos son los que violan el derecho, tanto de forma legal como ilegal, electos o no. El estado de derecho, siempre lo representa, en el deber de defenderlo, de entre todos sus propietarios, aquellos que están del lado de la justicia y de la inviolabilidad del derecho, incluso por encima de la ley, electos o no.

Debe quedar muy claro que el estado de derecho debe fundamentarse sobre la justicia y la inviolabilidad del derecho, y jamás sobre la ley, por caer esta en manos de mafias políticas que las convierten en instrumentos legales para legitimar la violación del derecho y el ninguneo sobre la justicia.


Clandestino