domingo, diciembre 14, 2008

Anticristianismo “laico, plural y democrático” de ZP



Una vez más, da muestras de desprecio a la inteligencia nacional, afirmando que promoverá reformas en la ‘Ley de Libertad Religiosa’ para “equiparar el Islam al Cristianismo”, encuadrándola en el plan de DD.HH . Lo presenta como un ajuste al estado laico, en pro del pluralismo democrático. Hemos podido comprobar mil y una formas de autodegradarse moral e intelectualmente, pero la de relacionar el Islam con DD.HH, pluralismo y democracia, es la más absurda y ridícula de todas. Que explique y detalle cuantos templos cristianos han autorizado los estados de Arabia Saudí, Siria o Irán, por citar algunos, en sus territorios por cada mezquita que ellos han financiado y se les ha autorizado en Europa. En su defecto que detalle los asesinados o ejecutados por ser cristianos o conversos al cristianismo, en países islamistas bajo el resentimiento y el odio del Islam, contra la plural y democrática civilización occidental. Que detalle los programas que elaboran para ampliar garantías de derechos y libertades de sus súbditos en Europa u otros estados democráticos o en sus propios estados. Que detalle las amenazas y asesinatos contra el derecho a la vida y la libertad en Europa y EE.UU.



Todo el mundo sabe que la componente religiosa del Islam es el ancla que inmoviliza y retiene a su mundo en un primitivismo ancestral basado en el tribalismo machista totalitario, pederasta y jerárquico, de corte feudal, siendo el medio de transmisión generacional del odio y el resentimiento contra occidente, mediante la fanatización de sus fieles que bajo amenazas de muerte han de serlo todos los islamistas. Es normal que los envidie ZP, dada la afinidad de su gestión y modos, absolutamente totalitarios, arcaicos, primitivos, hueros y caprichosamente estúpido e infantiloide, guiado por una galopante ineptitud.



Conviene recordar y no olvidar, que el socialismo de Adolfo Hitler, también se acercó al Islam, cuando arremetió contra el judaísmo y planificó la destrucción y la limpieza étnica de Europa. También necesitó del vaciado moral y religioso que pudiera obstaculizar el relativismo necesario, para evitar la piedad o los escrúpulos, facilitando la debida deshumanización para acometer el genocidio. Para ello se sirvió de la tradicional aversión del Islam contra el judaísmo y el cristianismo, siendo utilizadas por Hitler, para neutralizar la fuerte componente moral cristiana, de la sociedad y de las tropas alemanas, que relativizara la crueldad de sus crímenes. La promulgación de leyes para violar derechos, algunos fundamentales, por parte de ZP, le lleva a su despreciable acoso al cristianismo, valiéndose del referente antidemocrático del Islam, para rebajar al cristianismo a su nivel, minimizando y ninguneando sus referentes éticos y morales, que desnudan su traidora ignominia contra la nación, fuertemente enraizados en la sociedad española.



Ambas religiones, judía y cristiana, son los que nutrieron de principios y valores, éticos y morales, a toda la civilización del Occidente, hasta elevarlo sobre el resto de civilizaciones ancladas en su inmovilismo feudal del medievo. Todos aquellos incapacitados intelectuales e indigentes morales, que huyen de la responsabilidad y el esfuerzo de conseguir sus sustento y su patrimonio por sí mismo, a la par de compartir la convivencia en paz y solidaridad fomentando sus virtudes y el respeto al derecho ajeno, odiará a la civilización occidental, que le exigirá competir en rigurosa igualdad y ajustar su nivel de vida al fruto de su esfuerzo y a sus aptitudes. Estos colectivos plantarán cara organizándose en bandas patrocinadas por hedonistas y nihilistas, cuya implantación necesita imperiosamente de la erradicación de sus antónimos cristianos cuyos valores contrastan y denuncian sus múltiples carencias. Buscarán y se aferrarán al poder soberano de los que reconvertirán en sus siervos, para golpearlos con él, dando rienda suelta a su zafiedad e inepcia inmoral, a golpe de ley criminal contra derecho, y de privilegios corporativos o de corrupción, hasta aislar la dignidad, la honradez y la decencia.



En el caso concreto de España, ZP nos va a colar el Islam, privilegiándolo en clara competencia desleal contra el cristianismo. Competencia desleal en cuanto que España es mayoritariamente católica y aplastantemente cristiana desde su existencia. Por mucho que no le interese y le fastidie a ZP, España es Católica por sus cuatro costados, por lo que, independientemente de la aconfesionalidad del estado, exige un respeto y consideración muy por encima de cualquier otra práctica religiosa o seudopolítica, que adoctrine a sus ciudadanos en la enajenación y renuncia de sus derechos y libertades, y abiertamente contra el Occidente cristiano. Claramente desleal porque el carácter totalitario del Islam es totalmente incompatible con la legalidad y con la convivencia de una sociedad libre con un estado democrático. Claramente desleal porque sus adoctrinados lo son en el fanatismo y la obediencia ciega, lo que equivale a que el Islam será la única ley a le que deberán obediencia, se encuentren donde se encuentren. El carácter totalitario y de rechazo total al adoctrinamiento virtuoso de los súbditos del Islam, que no creyentes, en España solo se asimila a la personalidad del propio ZP. Todo el mundo sabe que cuando el totalitarismo invade y rige un estado democrático, sin una fuerza política que presione y contrarreste su criminalidad, desde la oposición, el uso y disfrute de las garantías democráticas de la nación, tiene los días contados.

El claro totalitarismo de ZP, con todos los poderes de la nación secuestrados, convierte su voluntad en la única ley, y se verá fuertemente reforzado con el debilitamiento de la Iglesia Católica, el amparo y reforzamiento del Islam y el estado vegetativo de la oposición dejando en el absoluto abandono a una nación totalmente dividida y desarticulada, haciendo imposible la imperiosa necesidad de desalojar del estado a todos y cada uno de los enemigos de la justicia, de la nación y de las libertades.

Cuando el Gobierno omite sus deberes y el estado deniega el amparo de la justicia, la nación tiene el deber de tomársela por su mano, recuperando su estado y relevando a sus sirvientes.



“...que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad. Que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres, los gobiernos derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla, o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad.”

Extraído del preámbulo de la Declaración de Independencia de los EE.UU de América, firmada en Philadelphia, el 4 de julio de 1.776.

Los EE.UU de América, sigue siendo la democracia más sólida del mundo, a pesar de Europa, del Islam y de Goerge W. Bush. Esperemos que además, lo sigan siendo a pesar de Barak Hussein Obama.


Clandestino

20 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Es muy curioso como la gente no quiere ver lo que Zapatero se ha molestado en mostrarnos en diferentes ocasiones.
Es anti Católico y pro Islamismo.
Esta con ETA y contra las víctimas.
Esta con los Bancos y las grandes empresas, y contra los consumidores y los ciudadanos.
Está en contra de la familia y a favor de todo lo que la ataque, la desacredite.
Saludos

Clandestino dijo...

Así es Caballero

ZP es enemigo de la nación y de su doble condición de cristiana y occidental. Enemigo de los derechos y las libertades, enemigo de la honradez y del trabajo. Enemigo de la justicia. Enemigo de la democracia.

ZP es un criminal, haciendo un uso criminal del estado, con leyes criminales, contra la justicia, al violar derechos.

La oposición es criminal al omitir el deber de impedirlo, por todos los medios, incluido el de movilizar a la nación para desalojar a los criminales que ocupan nuestro estado, recuperarlo y ponerlo en manos de nuestros nuevos servidores electos.

Pero así están las cosas.

Anónimo dijo...

enfermo y fascista

N.C.IOS

Clandestino dijo...

También anónimo.

ZP también es un fascista enfermo.

Alí Reyes H. dijo...

Apruebo todo lo que dice tu blog pues hablas las verdades que estàn pasando y que nos amenazan. También pones de manifiesto a esas mujeres valientes (si, pues la mayorìa son mujeres) que como Martha Colmenares se oponen a la tiranìa. Pero permìteme hacerte una observaciòn: Basta con decir la verdad y punto. al decir lo que hacen esas gentes y uno mismo los cataloga de fascistas y etc. pero que tù lo digas le agrega una carga de beligerancia a tu blog que es difìcil de digerir por aquellos que como este servidor tratamos de ver las cosas desde la mitad y que no por ello dejamos de tener criterio propio ¿Es muy difìcil?...puede ser

Y gracias por tus informes. es urgente que la gente los sepa.

Clandestino dijo...

Alí Reyes H.

Gracias a tí por tu visita y por tus consejos.

Lo de fascista y enfermo es un pequeño rifirrafe que traemos arrastras desde otro blog. Este señor, o lo que sea, que firma como N.C.IOS (Necios) ya me tacha de 'fascista enfermo', en otro blog, mostrandose bastante beligerante en su ardua cruzada en favor de ZP. Aquí hace lo mismo, e irónicamente, le reenvío sus palabras hacia su pupilo ZP.

No obstante la táctica de este personal es el insulto y la descalificación permanente, como refugio que consideran inexpugnable. De cuando en cuando los invado y les planto cara en sus propias 'madrigueras' y gastando sus municiones, contra ellos, haciéndoles probar sus medicinas. Para que no se acostumbren a la inmunidad de sus cloacas. Aunque la 'guerra sucia' es parte de las guerras, no se pueden extender patentes de corso a ningún enemigo.

Soy beligerante y quiero serlo. Ser beligerante es la única razón que me pone ante un teclado. Barrer basura y cuanto más mejor. Lo siento por los que eligís estar enmedio, pero no reconozco ese espacio. Solo reconozco y me identifico con los espacios de las libertades, de los derechos, propios y ajenos, y con los de la justicia que los ampara. Ese es mi único lado, social, político e ideológico. Eso me obliga a defenderme de los ataques de los invasores criminales del estado y a identificarme con los otros colectivos que se suman como víctimas, desplazadas de esos espacios propios e inalienables. No se puede nadar y guardar la ropa. En los conflictos donde unos golpean y los demás se cubren o defienden el centro no existe. O se está del lado de la razón o del que la asesina. El que es violado en sus derechos es legitimado para utilizar todos los medios disponibles contra sus agresores. Ninguna ley justa nos puede condenar. Contra la ley criminal es contra la que me opongo.

No me preocupa la impresión que pueda causar a nadie. No pretendo caerle bien a nadie, sino caerle mal, muy mal a los que me estafan y someten. No estoy contra nadie que respete el derecho de todos. No me preocupan las medallas ni los reproches. No necesito ni guardar, ni proteger mi estilo, ni mi prestigio. Ni vivo de esto, ni estoy aquí por nunguna de esas cosas. El único interés que me lleva a denunciar a los tiranos, es que soy incapaz de soportarlos.

Si un día España es regida democráticamente, por un gobierno democrático, posiblemente nunca vuelva a acercarme a un teclado, si no es para criticar alguna fisura puntual y evidente, por mala gestión, en la política del estado español.

Un gobierno criminal haciendo un uso criminal del estado, contra la nación que lo mantiene y lo paga, para que lo proteja y ampare, no merece el más mínimo respeto ni ningún tratamiento políticamente correcto, por parte de nadie y mucho menos por parte de sus víctimas. Y no se lo voy a dispensar. Empleo mi estilo y decido mis modos. No se lo impongo a nadie, y respeto el de cada cual.

Tal vez cuelgue alguna entrada sobre esto.

Eso es lo que más aprecio del estilo abierto, transparente y franco, de mi muy admirado, y nunca suficientemente ponderado, el genial Arturo Pérez Reverte.

Un saludo.

Martha Colmenares dijo...

Muy bueno tu artículo, Excelente. Mañana lo posteo.
Abrazos

Clandestino dijo...

Gracias Martha

Un abrazo.

Luismi dijo...

Vaya empanada mental que tienes colega, deja de oir tanto la COPE y disfruta más de la vida, es mejor para la salud...

Clandestino dijo...

Muy agradecido por tu interesante aportación a esta entrada, colega Luismi. Pero disfruto la vida, gozo de una excelente salud y soy tremendamente feliz con mi enpanada mental, mientras dejo al mundo correr con sus COPE's, SER'res y otras centrales de adoctrinamientos varios al servicio de los saqueadores, traidores, embusteros y corruptos oficiales del reino.

Saludos.

Luismi dijo...

Mi aportación no puede ser demasiado extensa en tu blog, porque como cuestionas el principio mismo de la democracia liberal-burguesa afirmando que cuando una mayoría no vota a la misma opción que tu se explica de la siguiente manera:

"Inexplicablemente y en solo unas décadas, terroristas, nazis, criminales, corruptos, ignorantes, vividores, embusteros, estafadores, fanáticos, maltratadores, pelotas, rastreros, automarginados en general, son formados sobre sus propios y únicos principios hedonistas y nihilistas, y propagados hasta sumar más votos que la decencia culta, cívica, productiva y responsable, formada a base de principios y valores sustentados en la moral cristiana como revitalizante de la superioridad moral de la civilización occidental, ostentada como ejemplo a seguir por todos los disidentes del mundo más deprimido y oprimido".

Pues obviamente no voy a entrar en debates ideológicos contigo, no sea que me consideres uno de esos criminales corruptos a los que tan a menudo te refieres y me mandes a galeras.

De lo que tu escribes infiero lo siguiente: que el ascenso del partido nacionalsocialista en Alemania en 1933 y la actual situación en España son lo mismito, puedo comprobar que a ti ya te han deportado a Dachau, o a Mathausen como a esos miles de republicanos españoles que dieron con sus huesos allí gracias a la mediación de "un Franco totalmente inofensivo". Pero vamos, seguramente se lo merecían por querer destruir esa sociedad decente, cristiana y occidental a la que tu te refieres, y en la que habida cuenta de lo que escribes en tu blog unos cuantos si que veriamos nuestra libertad amenazada...

Un saludo

Enclotador 79 dijo...

Vosaltres sou una colla de feixistes.

Aneu de víctimes, però tots sabem que voleu ser botxins.

Fatxes i prou, açò és el que sou.

Clandestino dijo...

Enclotador 79

Ya lo sabemos que somos unos fascistas. Nos lo dicen constantemente los voceros con genética goebelsiana, entre otros.

Los cristianos son unos fascistas. Las víctimas del gobierno son unos fascistas. Las familias son fascistas. Los mileuristas explotados por los privilegiados desde el estado, son unos fascistas. Los embargados por su falta de nivel adquisitivo salarial, son unos fascistas. Los que difieren de los estropicios del gobierno, son unos fascistas. Los desamparados por la justicia o por el estado, son unos fascistas. Las víctimas de los asesinos nacionalistas, son unos fascistas. Los que increpan a los criminales del estado son fascistas injuriosos. Y como no podía ser menos, las víctimas de los nazis catalanes o vascos son unos fascistas.

No suelen ser acusados de fascistas, ni de nada, los asesinos y nazis nacionalistas, los corruptos y estafadores, los negreros explotadores, Los que afincan a la organización terrorista en instituciones del estado y desde él los fanancian,los prevaricadores, los omisos, los anarcocapitalistas, los que violan y mangonean a golpe de ley o decreto, o los que amparan a todos ellos desde el estado mediante la concentración y malversación de poderes y su totalitarismo ramplón.

Te felito 'Enclotador 69'. Seguramente nadie te acusará de fascista. Pero no sé porqué, no me das ninguna envidia.

Clandestino dijo...

Luismi

Como demócrata no puedo cuestionar la democracia, pero como demócrata debo cuestionar que se le bautice con nombres y apellidos. La democracia es solo democracia. Ni liberal, ni burguesa ni socialista ni conservadora ni amarilla, ni cristiana, ni de ninguna ideología o color. Solo democracia. Punto. Clases, tendencias e ideologías deben someterse a la legalidad democrática y a la justicia que la garantiza, por igual y sin tapujos ni 'parentescos'.

La democracia solo es garantías a los derechos y libertades bajo un riguroso amparo de la justicia. Todo aquel que viola un derecho es criminal. Si el criminal utiliza el estado para su actividad delictiva, incurre en el grave agravante de hacer un uso criminal del estado o convertirlo en estado criminal.

En democracia la nación elige a sus servidores para que gestionen sus servicios comunes y sus intereses generales, desde un leal cumplimiento y observación de su legalidad democrática o constitucional, que garantice los derechos colectivos e individuales, desde la igualdad competencial y jurídica de todos los ciudadanos, pero consciente de que el poder es siempre del ciudadano. Ninguna cantidad de votos puede legitimar a ningún gobierno para delinquir ni para hacer un uso criminal del estado, ni un uso bastardo del poder ciudadano, como único poder. En el mismo momento que se delinque desde el estado, se legitima a la nación o a un solo ciudadano, para acometer el ineludible deber de expulsar al crimen de SU estado. Por mucho que ese crimen sea soportado por mayoría simple, absoluta o total. De ninguna manera pueden recalar criminales en el estado y usarlo para legalizar el crimen contra colectivos ciudadanos. El que quiera ser representado por criminales debe saber que solo le será posible desde las dependencias penales donde resida. Eso debe quedar así garantizado por la independencia judial, en caso de que exista, naturalmente.

¿Porqué se eligen y reeligen a políticos que promulgan la legalización de delitos contra la nación o a algunos de sus colectivos? Sencillamente porque esos políticos ofertan esa criminalidad en sus programas o la sugieren subliminalmente, o la pactan con otros grupos para obtener sus apoyos a posteriori, para mantener privilegios o intereses, desde una miserable omisión espuria de sus deberes de gobierno, y un miserable desprecio y ninguneo sobre los discriminados.

¿Quienes votan para elegir y reelegir, programas en los que se oferta la violación de los derechos ajenos y fundamentales, dando a organizaciones delictivas o asesinas, la cobertura y el amparo negado a sus víctimas? Todo el que obtenga o vea la opción de obtener, beneficios y privilegios en la ventaja que le ofrece la inmoralidad criminal de una banda seudopolítica, que con ese método auna en las urnas a toda la escoria social, criminal y política a la que se dirigen esos 'productos', (sumados a unos millones de ingenuos o fanatizados, que creen en su componente ideológica, vendida bajo su disfraz político) y cuyas cuentas serán facturadas a los paganos debidamente enajenados de parte de sus derechos y etiquetados como fascistas.

Desde luego la ciudadanía honrada y decente, no los votará, incluidos muchos afines a la ideología que venden, percatados de su paquete de embustes y estafas y cuyos líderes se organizan mafiosamente en pactos estilo 'Tinellcracia', para puentear a ñla democracia y a los no afines y pasar el rodillo legislativo imponiendo su radicalismo nazi, discriminatorio y sectario.

¿Igual que el también autodenominado socialismo alemán, del III Reich? En sus métodos, sí. La implantación de un relativismo enriquecido con hedonismo y nihilismo hasta lograr confundir la decencia con el crimen dándole a este rango de normalidad y en el mejor de los, casos de igualdad. Además ambos se aliviaron sus conciencias bajo las sombras del radicalismo del Islam. Ambos practicaron el abuso ventajista y trilero del poder ciudadano contra el ciudadano, la criminalidad desde el estado, la falta total de escrúpulos y la propaganda 'goebelsiana', la calcan con perfecta nitidez. Ambos exigieron a los jueces la aplicación de sus leyes contra la justicia, vaciando de derechos a millones de reos inventados. Ambos inocularon el odio y el resentimiento sectario que abrió la gran brecha nacional. Ambos coinciden en el único objetivo del lucro rápido y mediante el expolio. Hitler se inventa la milonga racial para expoliar a los judíos sus fortunas. ZP ha importado millones de esclavos que han reventado la competitividad a los españoles dejando a todos a merced de las mafias, de la corrupción y del gran capital. Ambos concentraron los poderes del estado en su única persona. Ambos justificaron o alentaron el uso de la amenaza y la violencia física y verbal contra sus oponentes. Hitler polarizó el odio nacional sobre la comunidad judía y sus competidores comunistas y ZP la redirige a tres bandas: Franco, El PP y la Iglesia.

Hitler pretendía una Europa a su medidia. ZP ha destruido a España, para disponer de un solar a su medidda. A hitler le reventó su plan en toda su cara. A ZP es de suponer que le reventará también, pero es fácil que nos lleve por delante.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Gracias por todo.

ALEXIS MARRERO dijo...

Como venezolano tengo mis luchas, que quizás no sean la misma, pero si en algo nos unen las ideas, me alegra mucho que la compartamos, si son diferentes también me alegra, de las dos formas porque se eres pensante e independiente
Mi intención de escribir en tu blog es desearte que esta navidad la pases como tu quiera, y si no puedes, que eso no sea un impedimento para que seas feliz. Y para el próximo año, no solo te deseo cosas buenas, porque ya las tiene, y eres tú... Te deseo que sea mejor para tu crecimiento, y para lograr las metas que te hayas propuesto. Sin mas preámbulo feliz navidad y prospero año nuevo, que locura…
Un abrazo

Martha Colmenares dijo...

Lo he posteado en este momento.
Abrazos

Lino dijo...

Hola Clandestino, encantado de saludarte a ti y a todos los intervinientes.

El artículo es fantástico, y así lo dejo. Sin embargo, me gustaría añadir algo a la pequeña conversación que habéis tenido Ali Reyes H. y tu.

Pienso que de alguna forma Ali Reyes H. es una «victima» de lo «políticamente correcto», en el sentido de por aquello de no molestar a nadie, se acaba por no decir las cosas que hay que decir. Pero clandestino, mencionas lo de atacarles con sus propias armas, pero olvidas precisamente esta, la de utilizar la exquisita corrección para ponerles a caer de un burro. Se puede hacer creo, y esa es la línea que intento. Aunque últimamente mi entusiasmo va decayendo.

En fin, tan solo deseaba aportar otra forma de ver las cosas.

Saludos cordiales

Clandestino dijo...

Hola Lino

Un placer leerte por aquí.

Lino. Respeto las formas y los estilos de cada uno. Pero aunque escribo en un medio abierto a cualquiera que desee leerme, no escribo para una audiencia. Expreso mi verdad tal como la veo y con la repulsa que la siento. Es cuando la verdad es más apestosa cuando mas hay que denunciarla. La realidad es desagradable y así creo que debo mostrarla. Llamar ladrón al ladrón o nazi al nazi, no es insultar, sino señalarlo. Y quiero que un delincuente sea reconocido como tal, antes que por el cargo público que ostenta. Le doy el tratamiento por lo que es, no el protocolario inherente a su cargo.

Soy totalmente consciente de la mala sensación que da leer algún escrito en el que se escriben exabruptos o palabras malsonantes. Pero no escribo para ganar adeptos ni para hacerlo bonito y crecer un número de visitas. Escribo contra la gente que me tima, me estafa, me viola em mis derechos y me desamparan en la justicia que me los garantiza.

No quiero ser amable con esta gentuza. No deseo guardar protocolos de corrección. Si los que deberían mantener una actitud respetable en el debido decoro y decencia, se mean en quien les dá la gana, por su interés o prepotencia, sin conocernos, se mearán mucho más si además de ser meado por ellos somos amables y respetuosos con ellos. Para el hampa, la educación y el respeto es una clara muestra de despreciable debilidad. Solo te respetan si les golpeas donde les duele. Y lo que les duele es ser calados en su cobarde miseria a pesar de las excelencias de los cargos que aparentan ostentar. Es cuando le espetas que se creerá muy Presidente, pero que no es más que un vulgar embustero estafador barriobajero.

No le voy reconocer a ningún delincuente del estado la excelencia del cargo que usurpa, toda vez que el voto no legitima para hacer un uso criminal del estado, contra la ciudadanía que paga democracia y tiene derecho a los servicios de su propio estado, escamoteados desde su propio estado por esos criminales que lo ocupan.

Cuando a un delincuente que me cobra sueldo y fasto de Presidente de Gobierno, no lo reconozco como tal en cuanto que lo prostituye como criminal. Entonces le digo la verdad sobre él mismo, es decir le llamo embaucador, embustero o criminal, y me siento bien.

Me da igual que me lea uno que cinco mil, que ninguno. Solo siento que no me lean ellos, pero al menos me quedo a gusto.

Anónimo dijo...

Aprendi mucho