miércoles, septiembre 05, 2007

Maratón preelectoral para una derrota segura

Empiezan los juegos estadísticos y las sagradas encuestas que dan vida a héroes de cartón piedra o visten de blanco satén a sucios miserables. La miseria ruin y el vacío neuronal es puesto al servicio de sí mismos. Mentirosos de sí mismos, comprados y alquilados, se ufanan en prometer derechos que son nuestros, que nos pertenecen y que llevan treinta años robándonos. Todos acusan a los demás de ser los malos. Como si tuviera alguna importancia quien pueda dirigir el látigo que golpea y explota a cuarenta millones de sometidos indefensos y desamparados ahogando, impotentes, su dignidad en su humillante cobardía. Muchos encumbran a los más ramplones y degradados del bando contrario, para desprestigiar a su líder y candidato oficial. Otros arengan a sus neuronas, las del ‘saber’, para de forma gratuita y sin que nadie se lo pida, soltar pedazos de su incoherencia “democrática” ensalzando a los figurantes más ineptos, bajos o viles que haya salido de las entrañas de esta partitocracia bananera, para desestabilizar, dejando evidente que su concepto de la democracia es dar apoyo incondicional a criminales y traidores a la par que apoya a todo nazi y fascista viviente en un vano y patético intento por ocultar y rebajar, a su mísero nivel, el indisimulable resplandor y grandeza de la verdad manada de la realidad objetiva, evidente y palpable cuando se eleva entre la multitud y sus inmundicias.

Para ‘los más “demócratas” de España’, encumbrar al discapacitado político -el traidor ZP y sus compinches nazis, criminales y renegados- pasa por hacerlo con el residuo político mas anticiudadano, el ególatra feudal_fascista Gallardón, guarnecido con el ¿ga-ga? Fraga, o el inane Piqué, solo por el único mérito de no estar en línea con el único político vivo que aún ostenta la honradez y la decencia que tanto odian y temen, al poder recuperar algo de esperanza y dignidad para España, dando talla como persona, en inteligencia y calidad humana, y como político, en lealtad a la Nación y a su legalidad: el Sr. Rajoy.

Toda una gran coalición de morralla y fueras de la ley, erigiéndose en poseedores y custodios de esa democracia que acosan, persiguen e impiden, como única forma posible de elevar a nivel de Estado su insignificancia sin escrúpulos que permita su actividad fascistas y cobarde que legitime el crimen y el expolio para la opulencia y el lucro de nazis, vagos y maleantes. Todos regodeándose de una Nación estafada, sometida y ninguneada por unas pandillas de indeseables ocupando su Estado para someterlos y explotarlos, usando a un vulgar y traidor como ‘capataz’.

Nadie ganará estas elecciones, como nadie ganó ninguna de las anteriores. Nadie ganará nunca unas elecciones en un Estado podrido, sin justicia y en manos de intereses bastardos. Mientras nadie tenga redaños para asumir o erradicar las reacciones mafiosas, de nacionalistas y otros sectores económicos y sociales, al implantar la democracia y consolidarla en el rigor de la ley para la justicia y el derecho, caiga quien caiga, en lugar de ser un instrumento de partidos y organizaciones criminales, todos seremos perdedores sin remedio. Unos seguirán aumentando el peso de sus 'bolsas' y su degradación, mientras otros seguirán sufriendo el expolio y el insoportable hedor del totalitarismo bananero de sus sirvientes. Pero política y socialmente, todos seremos arrastrados hacia la derrota final, como ya ocurriera antaño, para ‘gloria’ de la ignorancia suicida, que se repite una y mil veces jaleando, aplaudiendo y besando el trasero a los porteadores de su desgracia. De la desgracia de todos.

Clandestino

1 comentario:

Ignacio dijo...

Chapeau