martes, enero 01, 2008

La merecida felicidad del esfuerzo, frente a la amarga ira de los vividores.

Cerro de los Ángeles, Madrid

La concentración de cientos de miles de familias cristianas, en Madrid el pasado domingo, ha levantado ampollas y riadas de ronchas y urticarias en las covachas monclovitas donde se cocina 'la legislatura mas brillante de la democracia’. Para aquellos cuyo sentido de la felicidad pasa por el engaño y la estafa, recogiendo sus nueces, entre otras esencias y nutrientes como sestear al cálido sol de las vividurías, a cuenta ajena, no les es posible asimilar que tanta gente pueda llegar a alcanzar cotas aceptables de felicidad desde la natural aceptación del esfuerzo, para conseguirla, como parte necesaria de la misma. No pueden entender que, frente a la felicidad pretendida de no hacer absolutamente nada, viviendo a costa del 'sudor del de enfrente', nadie pueda ser feliz teniendo que trabajarse esa felicidad, como parte ineludible de ella misma, para poder disfrutarla. Automáticamente se revuelven en sus inagotables fuentes de bilis y amarga hiel motorizados por ideas fijas y claras, típicas de la cosecha de sus asesores, que ocupan a rebosar, toda su despoblada cavidad craneal: “ Tiene que haber algún truco ilegal. Tan frescos. Tan educaditos, Delito. Intolerable. Hay que exigirles que rectifiquen. No puede ser legal la felicidad fuera de la legalidad política del caudillo. No pueden tener la osadía de pasar por alto la amargura por el acoso y desprecio del amo y del Estado. Prohibido”.

Inquietos siguen chapoteando y amasando el lodo junto a las añadiduras de sus deposiciones fecales y mentales, humedecidas con sus babas y espumarajos. Suben los niveles de azufre. El hedor hace su ambiente irrespirable. Empiezan a alcanzar el éxtasis que les transporta a sus cotas de nivel máximo de cociente intelectual. La carencia de neuronas limita la conciencia de la ausencia de oxígeno. Se tranquilizan rebajando sus iracundos estertores viscerales, habilitados como sucedáneos de neuronas. Las elecciones están cercanas. Les perdonarán la vida. No pedirán su condena en el complaciente y huero Europarlamento. Solo les azuzarán a sus mesnadas. A sus turbas de aguerridos asesores y trolls de variado pelaje, encabezados y adoctrinados por el ‘bachiller’. Si señores. Tienen un intelectual y dos bachilleres. A todo dos bachilleres entre sus filas. Siempre es bueno tener un ‘intelectual’ en nómina, para pequeñas emergencias. Después de todo lo pagan las víctimas.

Son tolerables los asesinos nacionalistas y todos aquellos privilegiados por la omisión de la legalidad, o los que incumplen la ley, o los que montan saraos en estadios de fútbol contra España, contra la Nación y contra su legalidad, calentándose al calor del fuego alumbrado con la quema de nuestras banderas. Eso no es intolerable, ni rectificable.

Para esta caterva es intolerable salir a la calle a mostrar repulsa por lo repulsivo. Es intolerable y rectificable decirles la verdad a los que les mienten. Es intolerable mantener una compostura de dignidad y corrección impecables con sus estafadores y agresores. Toda la gente decente y honrada de España, solo la decente y honrada –entre curia, organizaciones familiares y decenas de millones de víctimas del sistema 'z' y de eta- se ha manifestado repetidamente contra todos los miserables, miserias y delitos del clan 'z'.Cada vez que alguien se manifiesta contra las políticas -por llamarlo algo- del 'z', se está manifestando:

Contra la represión, contra el esquilmo, contra el mangoneo, contra el libre terrorismo, contra los nazis, contra la idiocia, contra el barbarismo anticonstitucional, contra las mentiras del gobierno, contra los asesinos, contra la libre delincuencia, contra la corrupción, contra los traidores, contra el acoso a la honradez y al trabajo, contra el caudillo y sus caudillitos franquiciados, contra la malversación del poder soberano del pueblo, contra el crimen de Estado, contra los imbéciles de estado, contra el ‘como sea’, contra los delincuentes del estado, contra el fascismo, contra el despilfarro de nuestros impuestos, contra los privilegiados por el estado, contra los pederastas, contra el corporativismo mafioso, contra la extorsión, contra el abuso de poder, contra la usura institucional y bancaria, contra la desculturización y adoctrinamiento escolar, contra la criminalización indiscriminada, contra la chapuza, contra la estafa democrática, contra la explotación laboral, contra la inmigración ilegal, contra el fraude, contra la prevaricación, contra la indefensión y desamparo del Estado sobre víctimas del terror y de las 'naciones' bajo control naZi, contra el control ilegal del gobierno sobre los poderes del estado, Contra el acoso del estado contra las víctimas, la oposición y la familia, contra la compra de votos y la subvención de silencios, contra los mediocres, contra los tontos peligrosos, contra la financiación ilegal de partidos, contra las leyes criminales, contra los pesebreros, contra voceros mercenarios a sueldo, contra los trolls y sus deposiciones fecales por doquier, contra el matrimonio gay, contra la adopción gay, contra el repulsivo hedor de la promiscuidad gay rondando los colegios y programas infantiles, contra la discriminación legal e inconstitucional, contra el asesinato de niños, contra el expolio legal de la SGAE, contra el expolio criminal a familias mediante artículos de primera necesidad y servicios básicos -vivienda primero y alimentos, agua y energías después- contra el atraco del estatuto catalán contra la hacienda pública 'de todos', contra la cobardía taimada revanchista y dañina, contra la persecución política del derecho a la libertad de expresión, contra la rencorosa, vengativa y dañina Ley de 'Memoria Histórica', contra todos los radicales, inútiles y vividores engastados en Instituciones del estado, contra la herrumbre mental con piernas...contra la libre circulación, por territorio nacional, de los enemigos nacionales, como el traidor sus socios nazis y colaboradores-cuota. Contra todos aquellos que nos están dando razones para sentir vergüenza por haber sido antifranquistas recalcitrantes, dando por seguro que nadie podría superar tanto despotismo. Error que nos está amargando durante cuatro años y graves riesgos de ser prolongados otros cuatro, en los que se superará así mismo en su degradación, traición y maldad arrastrando lo que quede de España a la total perdición entre venganzas y odios contra la salud mental y espiritual de la España culta, cívica, honesta y patriótica.

Espero que, si pierden las elecciones, las FSE estén expectantes evitando que huyan a algún país 'amigo' -de ellos- sin posibilidad de extradición. Han de purgar hasta el último de sus delitos, especialmente el de alta traición a la Nación y al Estado. No sería de recibo permitir que esta caterva de indeseables, muera feliz en sus camas.

Si ganan me temo que la desgracia evitará que el gobierno se consolide sin llegar a ver ni el 2009. El Estado quebrará y se desplomará... o algo peor. La única posibilidad de evitar el desastre es que Zapatero con todo el gobierno y directores generales, actuales y anteriores, se entreguen a la Guardia Civil, y sean juzgado por sus graves delitos, siendo derogadas la mayor parte de las leyes de su legislatura y retirado el autogobierno a Vascongadas, Cataluña y alguna otra comunidad autónoma, hasta que quede garantizada su lealtad Constitucional al Estado, una vez este recupere las competencias que garanticen la igualdad institucional, en todo el territorio nacional.

Clandestino

2 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Deberían pagar por todo lo que dices, pero me temo que en la cárcel acaben otros y no estos progre-nazis. Se avecinan malos tiempos.

Clandestino dijo...

Muy malos tiempos.

La inmunidad para la impunidad, es la característica corporativa que distingue a la gran familia política, librándola de sus delitos.

Se pueden criticar pero también perdonar errores, incluso de bulto, durante una gestión claramente en pro del bienestar de la Nación. Pero delitos premeditados contra el interés nacional favoreciendo a los nazis antiespañoles, como los de esta legislatura, no se pueden permitir. Hay que ir a por ellos con todos los medios legales, en cuanto haya un gobierno que respete la legalidad.