viernes, febrero 08, 2008

Z y su ‘dictadura democrática’ para escarabajos peloteros.


Vd. será el jefe.
¡Señor, si señor! ¡A la orden señor!


Lo tiene claro, lo practica y encima se lo cree. Y lo que es peor, cree que los demás se lo creen. En su cortedad no asume que está muy calado y que siempre se ha sabido que la parte de dictadura de su invento es una chapuza insultante y la democrática es sencillamente mentira. Ni es demócrata, y no vale ni para dictador, a pesar de su obsesión por representar los dos papeles al tiempo, dejando ver que la única verdad en él, es la transparencia de sus mentiras. Con ellas construye y justifica sus ‘inventos’ e impone sus agresiones criminales, que en su necesidad de mentir, llama progreso, objetivos sociales, derechos y libertades. Mentiras democráticas que no se corta un pelo en armar con leyes contra derecho, y mediante el control mediático de la justicia, hasta convertir la ley y la propia justicia, en un vulgar útil de conveniencia ajustada a los intereses y a los momentos y distintas versiones de su política inexistente como todo lo que este desgraciado, oculto tras el cartel de democrático, pudre y destruye con su esperpéntico discurso autoritario, con el que intenta enfatizar su falsedad, con aparente formato de verdadero. ¿Cómo entonces tiene tanto elector dispuesto a votarle?




"Los buenos"

Todos conocerán, la cualidad coprófaga de los escarabajos peloteros, que les lleva a acopiar los excrementos –compitiendo con moscas y toda suerte de insectos- como ‘delicatesen’, haciendo bolas de forma que la transportan rodándolas por la campiña, hasta su ‘despensa’. ¿Qué pasaría si la ‘plasta’ tuviera un par de neuronas y se percatara del hecho de ser cortejada por tanta abundancia de pretendientes con deseos de poseerla? Cuando menos se dejaría querer, complacida y complaciente, convencida de ser la reina de todos aquellos que no sienten la habitual repulsa que provoca en el resto de vivientes. ¿Se la imaginan con poder de convocatoria sobre las demás ‘plastas’ uniéndose bajo la consigna de alimentar a todos los escarabajos aún a costa de hacer irrespirable e improductiva toda la pradera? ¿Se imaginan la unidad de los escarabajos arropando y exigiendo la hegemonía de estas en toda la pradera?





Ha caido el maná. El Estado
está en rebajas. Pásalo


También todos conocemos las circunstancias atípicas -poco políticas y exentas de todo indicio ético y moral, entre juegos sucios, zancadillas, medios y sospechas criminales, aún sin aclarar satisfactoriamente, para muchos que no gustamos creer mentiras ni creer a mentirosos, ni nos fiamos de un sistema judicial que dicta o no sentencia según, convenga políticamente a los que omiten su deber de hacer política de servir a quien le paga- que dieron con Z y su caterva, en el Gobierno de España. Aunque para muchos fue como un suculento maná servido por los dioses de la chapuza, y se arracimaron a su alrededor, desdeñando clara y despectivamente a todos aquellos que no soportaban ni modos ni objetivos, por considerarlos antidemocráticos, antinacionales y repulsivos. Aquella extraña y espontánea unión que se radicalizó alrededor de Z, hizo suficiente fuerza para anular a sus contrarios, manteniéndolos dispersos y desarticulados, mientras destruían su nación y se consolidaban así mismos.







Legalidad política del bananerismo 'como sea' o 'según me convenga' y sus 'protegidos y Reinsertados'


Todo les fue de maravilla, hasta que unos ‘metomentodo’, empezaron a manifestarse como víctimas acosadas, degradadas y humilladas, hundidas a niveles inferiores a los de aquella marabunta compacta que se nutrió de gente y colectivos de dudosa moral, de ninguna ética y peor calaña, y de fueras de la ley -Hampones revueltos con revividos insignificantes y cadáveres políticos, mezquinos, ruines, que venderían su alma por dos reales de caracoles. Corruptos, lobbys desalmados y alguna que otra gente de mal vivir, en un nauseabundo bucear alrededor de grandes poderes fácticos y alguna que otra gran financiera, que se sirvieron de ellos para calmar su voracidad, pero con el aprecio y respeto con el que cualquiera utiliza el papel higiénico- manejando y manipulando los hilos del Estado y de todo el conjunto de Órganos de Gobierno por el que se supone que debería regirse la Nación, y con su caballería al frente de los principales medios, lanceándolos a placer, mofándose y regodeándose insolentes, con la cobardía y autosuficiencia del que asesina perdices enjauladas.<

"Los malos salen a defiender a 'los fascistas' asesinados
por 'los buenos'"



Todo impuesto autoritariamente, sometiendo la voluntad y la soberanía nacional, en nombre de la democracia. Del derecho. De la libertad. Del progreso. De la paz.


"Libertades democráticas"


Pero mucha gente vio y entendió. Cada protesta tuvo mayor seguimiento que la anterior. Finalmente la Iglesia también ejerció su derecho democrático a la reivindicación. Empezaron a recelar. Entonces la duda minó la confianza del 'todos contra la democracia y casi nadie más'. Dejaron de estar seguros y se autoconcedieron una tregua trampa preelectoral, con la que llevamos cinco meses soportando el hedor y el dolor de esquivar las ‘bolas’ rodadas de trola en trola, con las que nos quieren colar su inexistente política ni social, ni nacional, ni económica, ni progresista, ni todo lo contrario. Una contradictoria ‘dictadura democrática’, solo posible en la mente enferma de un mentecato con sueños de emperador, solo útil para hacerse bolas con las que alimentar a sus escarabajos y resto de insectos arremolinados a su alrededor, con la obsesión de destruir todo para su seguridad.


Los 'hombres de paz' negocian las políticas
de 'los buenos', proponiendo a debate
diversas propuestas: 'Sí, o sí,
o tiro en la nuca'







¿Problema? Que los ‘insectos’ están dentro y harán lo que sea, para seguir dentro, como sea.




























Ellos se juntan. Ellos se crian, haciendo 'bolitas' con nuestro Estado y con nuestrea Soberanía.



-Actualizado el 13-02-08

PD.- Imágenes tomadas de Google



2 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Hola Clandestino, muy buen reportaje y la recopilación de gráficas. Ver ese abrazo de zETA con Santiago Carrillo es algo grotesco, el hombre de quien dijo es "ejemplo político". Y la perversidad de las democracias disfrazadas, eso está agarrando vuelo.
Aunque off topic, quería mencionarte que tienes un premio en mi blog si gustas aceptarlo.
Espero que estés muy bien.
Un abrazo, Martha Colmenares

Clandestino dijo...

Así es Martha. Antiguamente los dictadores tenían que sufrir para ganarse sus tiranías. Ahora les basta con parecer democráticos para estafar a naciones por décadas y sin forma de impdirlo aparte del conflicto armado, al que nadie quiere llegar. Aún así algunos disimulan mejor que otros. Z ni se molesta en hacer alguna cosa bien para obtener el benficio de la duda. Su desfachatez y la transparencia de su doblez aparte de ser criminal es ofensiva, por lo que lleva de mofa y de humillante, sabedor que sufrimos impotentes, sus miserables tarascadas.

Enhorabuena por la oleada de merecidos premios que recibes y gracias por acordarte de mi modesto, y algo abandonado, blog.

Un abrazo