lunes, junio 09, 2008

La Tinellcracia culpa al pesimismo 'antipatriota' y no se inmuta.



Huelgas, crisis, inflaci'on, paro, terrorismo, secesionismo, nazismo nacionalsocialista, pero sobre todo y muy por encima de todo corrupci'on. Nadamos en la corrupci'on. Corrupci'on plenamente satisfecha durante las vacas gordas y que se exprime al que menos posee para seguir satisfaci'endola, seg'un los dogmas de la desigualdad nazi.

¿Como se solventará la situación en una Tinellcracia cuya legalidad es el crimen de estado, por omisión, en el mejor de los casos? ¿Donde está el tan cacareado superhábit? ¿Donde está el dinero del oro malvendido? ¿Donde está ese apabullante PIB, fruto de la explotaci'on, en la indefensi'on, de los esclavos "democráticos"?

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportes (FENADISMER), la Plataforma Nacional de Transportes por Carreteras y distintas cofradías de pescadores de España, estan de huelga. Los sindicatos deben estar haciendo las cuentas de la rentabilidad de sus arcas, a cuenta del empobrecimiento, directamente proporcional al aumento de horas de trabajo y a la pérdida total del derecho laboral, de nuestra clase trabajadora, gracias a su eficaz colaboración con los negreros y sus servidores ocupas del estado, para que eso haya sido posible en la total y ramplona impunidad, de la supuesta octava potencia económica del mundo. Unos sindicatos que ya deben estar agremiados como funcionarios del gobierno, en la especialidad de "omisos subvencionados".

Lo dijo Platón, y no caducan ni su acierto ni sus razones. La única forma de gobernar una nación con garantías para la justicia y la igualdad es la ley ajustada a derecho, como única forma de eludir la tiranía de las mayorías. Siglos padeciendo innumerables formas de estafar a los pueblos, inventadas con mil y una formas de denominar el encubrir el encumbramiento de la delincuencia en la "cracia" -para estafar, someter, mentir, mangonear y robar limpia y legalmente desde el estado- la última que podemos añadir al extenso rol de denominaciones, es "Tinellcracia". El pacto del Tinell ha supuesto un paso importante en las cada vez más descaradas formas de esclavitud, desigualdad, privilegios, represión y humillación a la dignidad de las personas, incluidas las leales y afines a la cúpula delictiva que la articula y gestiona. Se trata de aglutinar a toda la morralla social y política, nutridas por las castas menos amantes de la igualdad, del trabajo, de la decencia y de la justicia. Con los que muestran menos escrúpulos y son más radicales y mafiosos. Con organizaciones de izquierdas, lobbys y gremios con carisma y número para captar votos hasta suplantar y puentear a la Constitución, al Estado, al Parlamento y a la Justicia, unificándolos a todos bajo una única voluntad hasta la legalizar la omisión y otras formas de actividad criminal. Toda una España explotada para enriquecer a un puñado de vividores, renegados y delincuentes que solo necesitaban un gobierno inepto, haragán y traidor al que apoyar y manejar a su antojo e interés. Todos conocemos el resultado y muchos sufrimos sus éxitos.



España ha sobrevivido durante cuatro años bajo una cleptocracia corporativa, sin estado, sin gobierno y sin justicia, en la indefensión suministrada por los omisos 'bienpagaos', de la subvención, de la corrupción y del reparto del botín exprimido al esclavismo y al chanchullo facilitado por el desamparo institucional de esta timocracia bajo la presión del despotismo hidráulico. Dejando a los esclavos sin poder adquisitivo salarial y obligados al pago del expolio criminal, durante décadas, o al embargo de sus bienes y el de sus avalistas, como única segunda salida posible. Hemos visto impotentes y sorprendidos como se han aprobado leyes contra derechos constitucionales y fundamentales, para el privilegio, para el expolio y para el asesinato, también conocida como 'ley del aborto'.

Ahora que han agotado el filón de la vivienda, quemando y esclavizando a media España, hundiendo la economía, orientan su miserable expolio hacia los alimentos, energías, combustibles y otras formas de extorsión y expolio, girando siempre alrededor de artículos ineludibles, de primera necesidad. Siguen especulando y mintiendo. Siguen con el chiringuito montado contra la ley y contra el ciudadano, golpeándolos con todas las organizaciones sociales e institucionales que paga para ser protegidos de ellos, solo se preocupan de como disminuye el chorro de oro procedente de sus expolios e ideando nuevas formas de exprimir aún más a los asfixiados paganos. Enriquecimiento rápido a costa del empobrecimiento a largo plazo.



Claramente aún ven rentabilidad en la sumisión de una nación enfrentada, reprimida y deshecha por esa Tinellcracia. El Jefe del Estado, ya enriquecido, le importa un bledo el destino de sus víctimas, con la vista puesta en la abdicación, en la seguridad de eludir la justicia. Un gobierno al que nunca le interesó España y mucho menos esa España aferrada a sus valores y principios tan incómoda y correosa a la hora de burlarla, esquilmarla y someterla. Un nacional socialismo, más afín al mangoneo corrupto y a sus satelites, que a cualquier forma de convivencia, ni con España ni con nadie, solo leal al dinero que graciosamente extrae de ella y de la cobarde traición de sus indignos gobernantes. Que podemos decir de esos colectivos que se, y nos, venden por dos reales de caracoles, aunque los cuatro que se forran lo tengan que distraer del 0,7%.

Frente al hampa, tenemos a una Iglesia Católica, tan odiada como atacada, solo por ser el referente de la demagogia y carencia de moral y valores, de los fueras de la ley, y a las víctimas que antaño fueran del terrorismo y actualmente sumadas, formando frente común con las víctimas de la cleptocracia Tinellcrática. Odian a una Iglesia que propaga el cristianismo que hizo grande y poderosa a la civilización occidental, a la que odian los neofeudalistas medievales y tercermundistas.



Ante este triste, podrido y humillante panorama, y en la conciencia de que las FF.AA son unas de las instituciones que omiten sus deberes constitucionales, me pregunto ¿Qué habría ocurrido si, en cumplimiento de la legalidad constitucional vigente, la intervención del Coronel Tejero hubiera sido hoy? ¿Alguien cree que la 'cleptocracia despótoca' es mejor que la 'democracia orgánica', aún sin ser buena ninguna de las dos? No nos caerá la breva de tener alguien con suficiente ética, responsabilidad y sentido del deber como para aplicar la ley y hacerla cumplir, dada la total corrupción institucional del estado en pleno. Pero hay que recordar que ante la inhibición del cumplimiento de deberes por parte de los responsables del estado, cualquier ciudadano, o colectivo de ellos, tiene el derecho y la obligación de suplantarlos y cumplir o hacer cumplir esos cometidos. La nación no puede continuar sin ordenamiento jurídico que garantice la justicia y el derecho de todos los ciudadanos de la naci'on en la total igualdad, y sometida a una legalidad, por acción y por omisión, criminal.

Las v'ictimas, los esclavos, los paganos, los acosados, los insultados, los maltratados, los estafados, los ciudadanos, merecen ver pasar el 'cad'aver' de sus enemigos, ante ellos.




Clandestino

5 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Querido amigo las cosas se ponen muy feas, solo la estupidez y la ignorancia puede hacer plantearse a día de hoy que es cierto lo que dice Zapatero y que no ha mentido a todos los que se dejaron engañar.
Saludos

Mike dijo...

Pues si esto esta así ahora, imagínate a un año vista.

No es indicativo en absoluto, pero en la encuesta de mi blog, las elecciones anticipadas es la opción más elejida.

Tela marinera.

braincrapped dijo...

A la gente solo le preocupa salvar su ojete y todo lo demás se la suda.

Es lo que pasa cuando una sociedad tiene la conciencia muerta.

gutiforever dijo...

Pues dado que el gobierno desconoce medidas elementales para solventar la recesión que nos asola,llamense reaganomics, o la aplicación de simples,simplísimas desgravaciones fiscales, ha optado por la progresista actuación de hostiar a los manifestantes:pescadores y camioneros han sido brutalmente apaleados,reprimidos en plan soviético,por ejercer el derecho a la huelga.
Se ve que el talante ha desaparecido, y los heridos se acumulan a centenares, con un muerto en Granad,en medio de una actuación brutal de la policia y las amenazas impresentables del Ministro Rubalcaba, más propias del stalinismo más rancio, que de la sonrisa de cartón piedra y la alegría de ZP.

Martha Colmenares dijo...

Fuerte reportaje. Y a la gente definitivamente le gusta que la engañen. Esto es trágico.
Saludos, Clandestino.
Martha