jueves, junio 12, 2008

El estado negocio con asesinos y ordena apalear y detener a trabajadores



Invadieron mis derechos matrimoniales, y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos de var'on y heterosexual y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos civiles y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos individuales y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos patrimoniales y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos constitucionales y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos humanos y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos adquiridos y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos nacionales y por cobarde miserable, call'e.

Agredieron mis derechos fundamentales y por cobarde miserable, call'e.

Favorecieron con mis impuestos a otra gente para que vivieran mejor que yo y por cabarde miserable, call'e.

Dispensaron mejor trato a los asesinos que a m'i mismo y por cobarde miserable, call'e.

Me niegan la democracia que pago y quiero, y por cobarde miserable, call'e.

Destruyeron y traicionaron la naci'on a la que pertenezco y quiero, y por cobarde miserable, call'e.

Pusieron a la naci'on a pagar impuestos a algunas regiones de la naci'on, a cambio de nada, y por cobarde miserable, call'e.

Se burlaron de la inteligancia de todos con mentiras increibles y continuadas, y por cobarde miserable, call'e.

Acosaron, persiguieron y vilipendiaron a la iglesia cat'olica, y por cabarde miserable, call'e.

Nos insultaron, despreciaron y vejaron a sus v'ictimas y a los que las apoyamos, y por cobarde miserable, call'e.

Nos despreciaron, agredieron y llamaron fascistas, por ejercer el noble y leg'itimo derecho al uso respetuoso de los s'imbolos nacionales, y por cobarde miserable, call'e.

Una mafia nazi y pol'itica, pact'o con los ocupas del Gobierno, intereses esp'ureos contra la Naci'on, contra su idioma, contra sus s'imbolos, contra la Justicia, contra el Gobierno, contra el Parlamento y contra el Estado, y por cobarde miserable, call'e

Potenciaron la corrupci'on del estado y por cobarde miserable, call'e.

Me despojaron de la justicia y por cobarde miserable, call'e.

Me despojaron de la seguridad y por cobarde miserable, call'e.

Me despojaron de la legalidad constitucional y por cobarde miserable, call'e.

Me criminalizaron desde el estado y por cobarde miserable, call'e.

Me expoliaron con canonj'ias regaladas por el estado, a organizaciones privadas, y por cobarde miserable, call'e.

Expolian a mis hijos para facilitar el blanqueo a mafias, que nutren la corrupci'on y omisi'on del estado, y por cobarde miserable, call'e.

Promulgaron leyes para reprimir y someter y por cobarde miserable, call'e.

Usaron el estado de la naci'on contra la naci'on, y por cobarde miserable, call'e

Promulgan leyes para el adoctrinamiento y la explotaci'on de mis nietos y aunque sigo siendo un cobarde miserable, ya no me voy a callar.



Hace una semana, un puñado de hombres y mujeres, desesperados y arruinados, como consecuencia del expolio y sometimiento de los maleantes del estado y del silencio cobarde y miserable de millones de ciudadanos como yo, se han tirado a la calle a reclamar todos los derechos expoliados bajo ese silencio cobarde y miserable. Los antiespa;oles del Gobierno, actuando en su l'inea habitual de represi'on, los han mandado apalear y a muchos, encarcelar. Ser'an fuertemente sancionados. Les prohibir'an el uso de sus herramientas de trabajo y ser'an ignorados en su indignidad y tal vez en su indigencia. La cobard'ia miserable de la calle, la cobard'ia miserable del estado, la cobard'ia miserable de la oposici'on, la cobard'ia miserable de la prensa, la cobard'ia miserable de todos los "sin derechos" y "perros del hortelano" y la omisi'on repulsiva de todos, se han arrastrado sobre el rastro de excrementos con el que merecidamente nos premian esa Tinellcracia mafiosa y nutrida con los principales enemigos del estado.

Todos a una hemos apelado a nuestros derechos para demonizar al trabajo y la honradez que en un inevitable esfuerzo han conseguido valor para defender sus sobradas razones y sus irrogados derechos. Todos en nuestra cobard'ia miserable, nos hemos ensañado contra los 'unicos ciudadanos de esta naci'on con derechos leg'itimos, por ser los 'unicos con coraje para reclamarlos y con determinaci'on para hacer uso leg'itimo de la fuerza, frente a la fuerza vand'alica de la tiran'ia del estado.

Una ciudadan'ia que renuncia a sus derechos por cobarde miserable, no tiene derechos. No merece derechos. Los transportistas agredidos y esquilmados s'i los tienen en el instante que se enfrentan a los que se los impiden o apropian y ning'un "sin derechos" puede obstruirle su lucha por ellos. Ning'un miserable cobarde puede esgrimir derechos que no tiene para entorpecer a los que s'i tienen derecho a defenderse de los traidores que utilizan sus medios institucionales, para irrog'arselos. Contra esos caudillitos de peana, que env'ian a unos ciudadanos armados para apalear a otros ciudadanos sin m'as armas que su raz'on y su honradez. Esos mismos maleantes que no tuvieron una pizca de decencia y honestidad, para mandar a esos mismos apaleadores a los asesinos que sentaron a su mesa mientras asesinaban. O contra los negreros que esclavizaron a varias generaciones por d'ecadas. O a los que omiten sus ineludibles deberes desde sus poltronas del estado. O sobre los que deben garant'ias democr'aticas pero cobran para impedirlas. Contra los que impiden la justicia. Contra los que cobran para defender los intereses de los trabajadores y los venden abandon'andolos a su suerte, por una paga miserable. Contra los que revientan el mercado usando impunemente la inmigraci'on ilegal. Contra los que legislan contra derecho. Contra los que privilegian a unos discriminando a los otros. Contra los que prommocionan el expolio legal. Contra ellos mismos. Llenar'iamos muchas p'aginas con las omisiones del estado mucho m'as graves que la acitud honesta y digna de estos transportistas.




Pero NO. Los ineptos bananeros del estado atienden los derechos de los "sin derechos" sabiendo que no los tienen porque ellos se los han apropiado, pero usan su mentira para impedir los derechos a los pocos que tienen el valor y la osad'ia de exig'irselos. Privan a todos los paganos de sus derechos y servicios, desde los m'as rutinarios a los m'as fundamentales. Deben saber que cuando este niega los servicios que cobra, los paganos est'an legitimados para tom'arselos por su mano, haciendo uso de la fuerza, si fuera menester. Ning'un maleante, ni del estado, ni callejro, tiene autoridad, leg'itima ni moral, para oponerse y si lo hace ser'a contra el derecho constituido en la Carta Magna normalmente infringida por ellos y usada contra sus v'ictimas. Seguros de que porque anulen al Jefe del Estado, y sellen en el silencio subvencionado, a defensores del pueblo, a sindicatos, a las asociaciones de aut'onomos y PYMES y mangoneen al T.C. y al 'organo de gobierno de la Justicia, todo est'a leg'itimado e inmunizado. Se creen sus propias trampas contra el sistema y lo usan de lleno contra los d'ebiles.

Es llegado el momento de exigir. De ganarlo y merecerlo. Es el momento de salvar los restos de nuestra dignidad y el total de nuestros derechos. De exigir al hampa que abandone nuestras dependencias. Es hora de advertir a las FSE y a las FF.AA que ellos son ciudadanos que prestan servicios al ciudadano, no a los que los mandan apalear a sus conciudadanos. Que su deber es proteger a la naci'on contra intrusos y contra maleantes. Que est'an al servicio del ciudadano y no al de sus represores. Que deben cumplir con su deber, por encima de mandos y de 'ordenes. Especialmente si son de origen hamp'on, criminal o pol'itico. No vuelvan a salir a impedir, obstaculizar o a apalear a ciudadanos de pleno derecho, en el leg'itimo y democr'atico ejercicio de reivindicaci'on de esos derechos. No impiden derechos a nadie. No hay un solo español cuyos derechos puedan ser impedidos, en esta huelga, aparte de los propios huelguistas. De haberlos estar'ian junto a ellos. El resto de españoles renunciamos a esos derechos en el momento que permitimos ser ocupados por los que nos estafan y reprimen. Especialmente los colaboracionistas de los medios que han orquestado esta miserable y vergonzosa campaña de acoso y derribo contra la honradez, para lavar la cara a los miserables ocupas del estado, tanto gobierno como oposici'on, que los mantienen a costa de la miseria del trabajador. Venden la imagen de delincuentes de una gente harta y desesperada de ejercer la esclavitud.

No podemos. No debemos permitir, ni al Gobierno ni a nadie, que un puñado de hombres honrados, que reivindican un derecho leg'itimo e inalienable, sean perseguidos, apaleados, encarcelados y esquilamdos por un Gobierno cobarde que le dispensa un trato que no ha tenido redaños a dispensarle a la banda asesina nacionalsocialista vasca, a la que nos sento en nuestra mesa de nuestro estado. Si no tiene redaños contra la banda terrorista, no tiene autoridad moral para perseguir a nadie. Mucho menos a gente honrada, trabajadora y esquilmada.



Todos somos v'ictimas del estado y de toda la delincuencia que acoge y ampara. Todos somos ciudadanos. Todos somos transportistas aut'onomos. Las FF.AA y FSE, tambi'en. Solo sobran los maleantes y entre todos debemos desalojarlos de nuestras instituciones, por cualquier medio. Si se niegan por la fuerza, nosotros debemos emplearla tambi'en. El estado y la democracia, la pagamos nosotros y son nuestros. Solo nosotros decidimos. Los elegimos para servir a la naci'on bajo el estricto y riguroso sometimiento a nuestra legalidad constitucional. No para delinquir, expoliar y mentir.

El derecho de todos los españoles, est'a en el derecho de estos transportistas. Si ellos fracasan, todos habremos fracasado. Pido a mis conciudadanos el apoyo incondicional a los transportistas y a sus leg'itimas reivindicaciones, contra los ocupas del Gobierno y toda la inmundicia omisa, nazi, corrupta y vividora de la subvenci'on, que habita y cohabita en y con el estado. Que nadie descanse ni una sola hora, hasta que el 'unico poder que rija a la naci'on sea el de la naci'on debidamente constituido, dejando claro la 'unica condici'on de servicios p'ublicos, SIN poder, de toda actividad pol'itica.

Nota.-

El 15 de Julio se paraliza España. Huelga general, total y absoluta. Como sea.

Clandestino

9 comentarios:

Mike dijo...

No sé exactamente por qué, pero detecto que no eres muy partidario de ZP. :D :D

Muy buen post. Esperemos que la convocatoria funcione

H dijo...

Soberbia entrada.

braincrapped dijo...

Aplausos por la entrada y nos vemos en la huelga del 15.

Martha Colmenares dijo...

Darte aviso, de nuevo a la carga.
Un abrazo, Martha

Martha Colmenares dijo...

Espero que la huelga surta efecto. Todas estas proclamas pareciera que fueran de acá. Hemos pasado ya tantas cosas, y los éxitos se convirtieron en fracasos. Sin ánimo de desalentar, es que no se que tienen estos progres pero son como las garrapatas.
Un abrazo, Martha

Martha Colmenares dijo...

Tienes un merecido “Premio comprometido en defensa de la Libertad y la democracia”.
Un abrazo, Martha

Martha Colmenares dijo...

Hola Clandestino, vine a darte una vuelta. Espero que estés bien, se te extraña. Un abrazo, Martha

Jesaal dijo...

Muy buena la fotocomposición de los jefecillos de lso sindicatos del Gobierno. La tomo prestada para ambientar un comentario.
Saludos

Clandestino dijo...

Hola Jesús.

La fotocomposición es buenísima y expresa la realidad mejor que ella misma. Pero siento que no sea mía. Yo también la cogí prestada.

Saludos.